Nueva York amaneció hoy con más Policía en las calles y con una población somnolienta, ya sea por las celebraciones espontáneas por la muerte de Osama bin Laden que se prolongaron durante horas o por lo difícil que se hizo anoche conciliar el sueño ante una noticia esperada desde hace una década.

"Cuando me enteré se me quitaron todas las ganas de dormir. Me quedé pegada al ordenador y al móvil tratando de enterarme de todos los detalles. Tuvo que ser mi marido el que finalmente me obligara a acostarme, así que hoy me ha costado levantarme", explicó hoy a Efe Michelle, una trabajadora neoyorquina en su camino hacia la oficina.

Como ella, muchos otros neoyorquinos comentaban el cansancio acumulado y la extraña sensación que les causó recibir el domingo por la noche la noticia de que el cerebro del mayor atentado jamás perpetrado en la ciudad y el más mediatizado de la historia, ha muerto a manos de fuerzas estadounidenses.

Asociaciones de víctimas de los atentados del 11-S expresaron hoy su gratitud al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por la muerte de Bin Laden.

Lo ocurrido "renueva nuestra fe en que el bien puede vencer al mal y en que la gente podrá respirar libremente", dijo la directora ejecutiva de "Voces del 11 de septiembre", Mary Fetchet, madre de un fallecido en los atentados. Fetchet expresó su "gratitud" a Obama, la CIA y a las fuerzas que ayudaron en la operación que calificó de "victoria simbólica y moral para toda la humanidad".

Quienes anoche se acostaron sin conocer la noticia hoy se despertaron con las portadas de todos los diarios locales con la cara de Bin Laden y con titulares a toda página, como el "Got him!" ("¡Lo pillamos!") del New York Post, que añadía "¡Venganza por fin! EEUU trinca al bastardo".

"Que se pudra en el infierno", titula el Daily News, "¡Muerto!" se limita a afirmar el periódico local en español El Diario, mientras que The Wall Street Journal dedica un titular a toda página en el que se puede leer "Fuerzas de EEUU matan a Osama bin Laden" y The New York Times titula "Bin Laden es matado por fuerzas de EEUU en Pakistán, dice Obama, que declara que se ha hecho Justicia".

Ese último diario rompió hoy con su norma interna de referirse al líder de Al Qaeda -como a cualquier otra persona- como el "señor bin Laden" y la dirección del rotativo envió una circular interna a sus redactores diciéndoles que dejaran de utilizar la fórmula de "Mr." ("Señor") para referirse al fallecido.

Mientras los neoyorquinos lidiaban con la dura sensación de celebrar la muerte de una persona y de que esa persona es la responsable principal de la muerte de más de 2.750 conciudadanos, las autoridades de Nueva York elevaron las medidas de seguridad por las calles de la Gran Manzana y sus principales enclaves turísticos.

"La muerte de Osama bin Laden es un hito bienvenido para los amigos y familiares de los fallecidos el 11-S, y para todos los que permanecen tenazmente comprometidos con la protección de Nueva York de cualquier otro ataque", aseguró el máximo responsable de la Policía de Nueva York, Raymond Kelly, quien descartó que exista alguna amenaza específica contra la ciudad.

Explicó que, "aunque no tenemos información relativa a alguna amenaza específica contra Nueva York, a los agentes del departamento se les ha indicado que se mantengan alerta en lo sucesivo".

Así, las autoridades han decidido reforzar notablemente la presencia de agentes en las calles, así como los controles en los tres grandes aeropuertos que dan servicio a Nueva York, en medios de transporte urbanos y en grandes infraestructuras de la ciudad.

Los responsables de velar por la seguridad en la Gran Manzana temen que haya algún tipo de ataque en "venganza" por la muerte el domingo del que fuera líder de Al Qaeda y enemigo público número uno de Estados Unidos.

Se da la circunstancia de que hace justo un año Times Square fue escenario de un atentado fallido con coche bomba que podría haber sido devastador y que se evitó porque el automóvil -con tres bombonas de propano y dos de gasolina, así como relojes con pilas, cables y material pirotécnico-, fue descubierto y desactivado.