Con el cierre patronal de nuevo en vigor, la NFL aseguró el lunes ante una corte federal de apelaciones que la cuestión de la legalidad de su medida se "puede resolver con rapidez" en esta pretemporada.

La NFL presentó sus argumentos en un escrito ante la Corte Federal de Apelaciones del 8vo Circuito en San Luis, en que aseguró que el cierre debe continuar hasta que el conflicto entre equipos y jugadores se resuelva en tribunales.

Los tres jueces de la Corte suspendieron en forma temporal la semana pasada un fallo de la jueza federal Susan Richard Nelson que ordenaba levantar el cierre. Los dueños reiniciaron la medida horas después y quieren que la orden de Nelson sea cancelada en forma definitiva.

La NFL repitió el lunes su argumento de que Nelson no tiene jurisdicción sobre la disputa laboral y que levantar el cierre causaría un daño irreparable "al menoscabar los derechos laborales (de la liga)" y permitir transacciones con jugadores que no se podrían deshacer.

La liga y sus jugadores están enfrentados sobre un nuevo convenio colectivo de trabajo que fije la distribución de los 9.000 millones de dólares de ingresos anuales que genera el fútbol americano.