Juventus venció el lunes como visitante 1-0 a Lazio con un gol sobre el final de Simone Pepe y le impidió dar un paso más hacia la fase preliminar de la Liga de Campeones, en el cierre de la 35ta fecha de la Serie A del fútbol italiano.

Pepe convirtió el tanto a los 87 minutos con un derechazo a la altura del punto penal en que fue decisivo un desvío en el defensor argentino de la Lazio Lionel Scaloni, que había entrado poco antes.

En la derrota en el estadio Olímpico de Roma fue decisiva la expulsión del volante argentino del local Cristian Ledesma a los 80 minutos, porque la Juve se dio cuenta que podía obtener una victoria en un partido hasta ahí dominado por su adversario.

Lazio esperaba consolidarse en el cuarto lugar, que da acceso a los preliminares de la Liga de Campeones, pero corre el riesgo de ser desplazado por la Roma, su adversario histórico.

Cuando faltan tres fechas, el líder Milan necesita sólo un punto para ceñirse la corona del fútbol italiano. Tiene 77 puntos, seguido por el Inter con 69, Napoli 68, Lazio 60, Udinese y Roma 59 y Juventus 56.

Para la Vecchia Signora, uno de los grandes de Italia y Europa, fue una victoria importante para lograr el objetivo modesto de llegar a la Liga Europa, a la que clasifican el quinto y sexto. El equipo turinés está séptimo.

Lazio dominó desde el inicio del encuentro, pero ya en el primer tiempo estuvo a punto de recibir un gol cuando el atacante juventino Alessandro Matri quedó solo frente al arco a los 36 minutos. El portero uruguayo Fernando Muslera detuvo el balón con el cuerpo.

Habría sido un castigo inmerecido para un equipo que, con el argentino Mauro Zárate como lanza, tuvo varias ocasiones de llegar a las redes juventinas.

En el segundo tiempo, el primer peligro creado por Lazio fue un tiro violento de gran distancia del brasileño Hernanes, que controló bien el portero juventino Gianluigi Buffon.

Lazio sufrió un verdadero castigo en un encuentro que había merecido ganar, con una Juventus que daba la impresión de conformarse con el empate.