El australiano Will Power ganó el lunes la carrera Sao Paulo Indy 300 de la fórmula IndyCar, un día después que la misma fue pospuesta por un torrencial aguacero.

Fue el segundo triunfo de Power, del equipo Penske, tras cuatro carreras en la temporada. Ha largado en la posición de privilegio en cada una.

El estadounidense Graham Rahal quedó segundo a casi 5 segundos de Power, mientras que el australiano Ryan Briscoe completó el podio, a casi 8 segundos del ganador.

La carrera, en un circuito urbano de 4 kilómetros (2,5 millas), terminó tras 2 horas y sólo se completaron 55 de las 75 vueltas programadas.

Después de rezagarse a un noveno lugar, Power se enfiló a su segunda victoria consecutiva en Sao Paulo cuando el japonés Takuma Sato hizo un repostaje para combustible a falta de 10 minutos. Sato había liderado durante 23 vueltas y al final tuvo que conformarse con un octavo sitio.

Gracias al triunfo, Power pasó al frente de la clasificación general con 168 puntos, desplazando al escocés Dario Franchitti, quien suma 154. Franchitti entró cuarto tras recuperarse de un choque.

Power se presentará así como líder para la próxima carrera, las 500 Millas de Indianápolis.

El venezolano E.J. Viso hizo una buena carrera al principio e incluso llegó figurar segundo, pero fue sancionado por bloquear a Marco Andretti. Viso quedó noveno tras la sanción de los comisarios y finalmente terminó 13ro, justo adelante de Andretti.

Las próximas cuatro válidas del campeonato se disputarán en óvalos. La que sigue, el 29 de mayo, será la edición centenaria de las Indy 500.