Honda Motor Co. informó el lunes a sus distribuidores en Estados Unidos que habrá una menor oferta de ciertos modelos populares, como el Civic, en el segundo semestre del año debido a la escasez de autopartes causada por el terremoto de Japón.

Honda reducirá de manera sustancial la producción del nuevo Civic 2012, el sexto auto más popular en Estados Unidos, durante el tercer trimestre y posiblemente por más tiempo.

Además, la versión 2012 de la camioneta CRV se aplazará por al menos un mes a finales de año. Para compensar la escasez, Honda seguirá fabricando la versión 2011.

Ambos vehículos se fabrican en Norteamérica, pero al igual que otras compañías automotrices, Honda sufre escasez de circuitos, sensores y otras autopartes que se manufacturan en fábricas de Japón que fueron dañadas por el sismo del 11 de marzo y por la subsiguiente falta de electricidad.

La compañía también dijo que sólo podrá importar un número limitado de autos ensamblados en Japón hacia Estados Unidos, lo que significa que los distribuidores no podrán ordenar el subcompacto Fit y los híbridos CR-Z, Insight y Civic durante gran parte del año.

"Nuestra meta es normalizar la producción en general hacia finales de año", dijo John Mendel, vicepresidente ejecutivo de ventas para Honda de Estados Unidos, en un memorando escrito.

La escasez de autopartes también reducirá el suministro de algunos modelos de la marca Acura, la división de lujo de Honda.