Un herido y 16 detenidos dejaron disturbios en las afueras del estadio de San Salvador, donde se disputó el partido Firpo-Alianza, informó hoy la Policía, mientras la dirigencia del fútbol lamentó este hecho y otros disturbios ocurridos tras el choque entre Metapán y FAS.

En El Salvador, hinchas de Firpo y Alianza se trenzaron este domingo en una disputa después del compromiso de ida de las semifinales, que terminó con un empate 1-1, informó a Efe el jefe de la delegación centro de la Policía Nacional Civil (PNC), Gersan Pérez.

"Se procedió a la detención de estos 15 barras bravas", explicó el oficial, quien indicó que la trifulca se registró luego del partido y que seguidores de ambos equipos, en aparente estado de ebriedad, se arrojaron piedras.

Pérez explicó que los agentes policiales quedaron en medio de la disputa, por lo que debieron disparar para dispersar a la turba, en un hecho que dejó a una persona herida en una pierna.

Al final, la Policía detuvo a 15 personas y al agente que presuntamente disparó, mientras que reportó daños en una patrulla que se encontraba en el lugar.

Los incidentes se registraron un día después de que al concluir el otro partido de semifinal en Santa Ana, donde el Metapán se impuso 3-2 a Futbolistas Asociados Santanecos (FAS), se desató un enfrentamiento entre seguidores de ambos equipos, que dejó dos detenidos, nueve lesionados y seis vehículos dañados.

El inspector Jaime Rodríguez, de la delegación de Santa Ana (66 kilómetros al noroeste de San Salvador), explicó a Efe que la pelea se desató pese a que habían evacuado por separado a ambas barras.

Indicó que detuvieron a dos personas que se le acusa de daños y lesiones, por lo que quedaron a disposición de los juzgados.

Confirmó, además, que resultaron con daños unos autobuses que transportaban a hinchas del FAS y otros seis vehículos particulares, dos de los cuales, según el Diario de Hoy, pertenecen a los jugadores Héctor Mejía y Ricardo Alvarado (Metapán).

El gerente de la Primera División, José Eliseo Juárez, dijo a Efe que están a la espera del reporte de las autoridades sobre estos hechos, y lamentó lo ocurrido.

"En lo que al juego respecta fueron dos partidos muy buenos, que la afición debió haber salido satisfecha y no con los ánimos así elevados como es que se dieron esos incidentes; por eso nosotros lamentamos que se hayan dado esas situaciones", afirmó.