El anuncio de la muerte del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, impulsó hoy con fuerza al alza a la Bolsa de Tokio, que cerró por encima de los 10.000 puntos por primera vez desde el terremoto y tsunami del 11 de marzo.

El índice Nikkei subió 154,46 puntos, o el 1,57 por ciento, hasta las 10.004,20 unidades mientras el Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, ganó 13,70 puntos, el 1,61 por ciento, hasta 865,55 enteros.

El mercado bursátil tokiota ya había abierto al alza, pero después de que el presidente de EEUU, Barack Obama, confirmase la muerte del organizador de los atentados del 11 de septiembre de 2001, el Nikkei superó la barrera psicológica de los 10.000 puntos.

Lo hizo por primera vez desde la crisis creada por el terremoto, tsunami y alarma nuclear del 11 de marzo.

Las subidas se produjeron después de un largo fin de semana de tres días y antes de que se celebren otras tres jornadas festivas en Japón. La Bolsa de Tokio no volverá a operar hasta el próximo viernes, por el período vacacional llamado Semana Dorada en Japón.

Casi el 80 por ciento de los activos registraron hoy subidas en el mercado bursátil tokiota, encabezados por el transporte marítimo, productos de caucho e inmobiliarias. Solo cedió la minería.

Takashi Hiroki, analista de Monex, dijo a la agencia local Kyodo que "el ambiente de celebración en el extranjero", por la desaparición de Bin Laden, "tuvo un efecto positivo en la Bolsa de Tokio".

El dólar también se cotizaba al alza frente al yen por la muerte del líder terrorista, en torno a los 81,59 yenes frente a los 81,15 yenes del viernes en Nueva York.

Los exportadores reaccionaron al alza a la depreciación de la divisa japonesa. Toyota Motor subió casi un 2 por ciento hasta los 3.290 yenes mientras Canon avanzó un 2,5 por ciento hasta los 3.895 yenes.

Otras compañías que avanzaron fueron Elpida Memory, que ganó un 2,8 por ciento hasta los 1.236 yenes, y Sony, que subió un 2,5 por ciento hasta los 2.316 yenes.

En la primera sección ganaron terreno 1.365 valores, mientras que 225 terminaron a la baja y 79 cerraron en tablas.

El volumen de negociación fue de 1.834,03 millones de acciones, frente a los 2.184,40 millones del jueves, última jornada de cotizaciones.