El precio del barril de petróleo de la OPEP cerró la semana pasada con un ligero descenso, del 0,46 por ciento, respecto a la jornada anterior, pero se mantuvo por encima de los 120 dólares, informó hoy en Viena el grupo petrolero.

Tras una semana marcada principalmente por la constante depreciación del dólar, el "oro negro" de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cerraba el viernes con una subida semanal de un 1,76 por ciento, lo que situó el precio medio de la semana anterior en 119,79 dólares, el más alto desde agosto de 2008.

Por otra parte, los violentos conflictos en varios países de Oriente Medio, entre ellos Libia, miembro de la OPEP, siguen causando cortes en el suministro petrolero y presionan los precios al alza.