El árbitro colombiano Oscar Julián Ruiz se retirará de partidos a nivel internacional luego del encuentro que pitará el jueves entre el Cerro Porteño paraguayo y el Estudiantes argentino, por los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

El juez colombiano, quien debutó como profesional en 1992 y que ha sido considerado como el segundo mejor árbitro de la Década por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS), aseguró además que aceptó ser parte del Programa RAP (Asistencia de Arbitros en Sudamerica).

"Me voy con mucha alegría porque llevó 27 años en el arbitraje, 17 a la Fifa, por eso es difícil describir lo que sentiré el próximo jueves, lo que sí espero es hacer un muy buen partido", señaló Ruiz a Caracol radio.

El árbitro colombiano dijo que dictará próximamente un curso arbitral para los instructores de Fifa y que aceptó vincularse como director del Programa de Asistencia de Árbitros de la Fifa para Sudamérica.

"Aún no he firmado el contrato, pero sí voy a dictar algunos cursos, además sería un peldaño bienaventurado terminar mi carrera arbitral e ingresar de una vez a la Fifa", agregó Ruiz.

Ruiz, quien ganó el primer 'Pito de Oro' (premio al mejor árbitro de Colombia) en 1993, cuando apenas llevaba dos años como árbitro profesional, aseguró por otra parte que no fue una frustración para él no pitar una final de un Mundial de fútbol.

"Hubiera sido bueno, pero igual no fue una frustración para mí, porque donde estuve puse todo mi empeño, coloque toda mi honestidad, me equivoqué muchas veces, pero siempre de buena fe", dijo.