El cuerpo de ingenieros del Ejército de Estados Unidos detonó explosivos en una amplia sección del dique del río Misisipí para desfogar intencionalmente el agua acumulada, en un intento desesperado por proteger de las crecientes inundaciones al poblado de Cairo, en Illinois.

Con las explosiones se intento desencadenar un torrente lodoso hacia campos agrícolas inutilizados.

Breves pero brillantes destellos anaranjados se vieron sobre el río al momento de las detonaciones, que duraron un par de segundos. La oscuridad no permitió a los reporteros — que se encontraban a más de 800 metros (media milla) de distancia del río — ver qué tan rápido se inundaba el campo.

El cuerpo dijo que las detonaciones podrían ayudar al Cairo a desviar hasta más de un metro (cuatro pies) de agua fuera del río. El lunes por la noche, los niveles del río en Cairo estaban a niveles históricos, creando presión en el dique que protege al pueblo.

A pesar de que el ejército realizó exitosamente su labor para proteger a Cairo, las inundaciones aumentaban río abajo, incluyendo los alrededores de Memphis, Tenesí. No se esperaba que la brecha abierta en el dique Birds Point alivie esas preocupaciones de inundación.

Con la acción del cuerpo de ingenieros del Ejército se sacrificaron 52.600 hectáreas (130.000 acres) de tierra fértil y cerca de 100 hogares en Misurí con el fin de preservar a la ciudad de Illinois de 2.800 habitantes, que se encuentra en la confluencia de los ríos Ohio y Mississippi.

___

Los periodistas de The Associated Press Cain Burdeau en Nueva Orleáns y Maria Sudekum Fisher en Kansas City contribuyeron a este despacho.