Las fuerzas estadounidenses que mataron a Osama bin Laden lo habrían capturado vivo si hubiesen tenido esa posibilidad, dijo el lunes el principal asesor en la lucha contra el terrorismo de la Casa Blanca.

John Brennan informó que la Casa Blanca pensó que bin Laden se resistiría, pero que había una "remota" posibilidad de que pudieran capturarlo con vida, y le dijo a los periodistas que estaban preparados para esa eventualidad.

Brennan dijo que esto sólo podría haber ocurrido si bin Laden no representaba ninguna amenaza para los estadounidenses enviados a capturarlo. Dado que opuso resistencia, fue asesinado, agregó.

Bin Laden murió durante una incursión estadounidense a su escondite fortificado en una ciudad paquistaní a dos horas de la capital, Islamabad.

Brennan consideró como inconcebible que bin Laden no tuviera apoyo en Pakistán. El funcionario dijo que la Casa Blanca está en conversaciones con el gobierno paquistaní y prometió investigar todas las pistas para saber qué tipo de sistema de apoyo o benefactores tenía bin Laden.

La Casa Blanca también informó que no ha tomado ninguna decisión sobre si divulgará pruebas fotográficas de que bin Laden murió.

Brennan dijo que el gobierno estadounidense hará todo lo posible para asegurarse de que nadie pueda negar esa afirmación, pero que les preocupa que la difusión de las imágenes del cuerpo pueda poner en riesgo operaciones similares en el futuro, así como las fuentes de los servicios de espionaje.