Las bolsas europeas encadenaban esta mañana su octava jornada consecutiva de subidas gracias a la positiva noticia de la muerte del terrorista saudí Osama Bin Laden, aunque sin apoyo en resultados empresariales, que han sustentado la tendencia alcista de los últimos días.

A excepción de Reino Unido, cerrado por festivo, la mayoría de países europeos recogían el testigo de las bolsas asiáticas, que celebraron la muerte de Bin Laden con fuerte alzas (del 1,57 por ciento en el caso del índice japonés Nikkei, que subió hasta su nivel más alto desde el "tsunami" del 11 de marzo), salvo los mercados chinos, que no abrieron por fiesta nacional.

A las 12.30 horas (10.30 GMT), el indicador más alcista era el DAX alemán, con una revalorización del 0,85 por ciento, seguido de lejos por el CAC 40 francés, con el 0,27 por ciento, mientras que el español IBEX 35 se encontraba prácticamente plano.

El indicador Eurostoxx 50, que agrupa a los principales valores de la Zona Euro, también permanecía en positivo, con una subida cercana al 0,30 por ciento.

"Existe una continuidad en el movimiento alcista de la semana anterior, que se apoya en la noticia positiva de la caza y muerte de Bin Laden", explicó el analista de CM Capital Markets Jorge Lage, que en cualquier caso se mostró cauto sobre la importancia de los movimientos registrados en el día de hoy por el cierre de grandes mercados como Reino Unido o China y los escasos resultados empresariales, de relevancia sobre todo en Estados Unidos.

En cualquier caso, el experto de CM Capital Markets recordó que el fallecimiento del terrorista más buscado por Estados Unidos tiene impacto en la renta variable porque, a corto plazo, supone una menor amenaza terrorista y genera caídas del precio del petróleo y de activos refugio como el oro.

De hecho, a las 12.30 horas, el crudo Brent (el de referencia en Europa) se mantenía a la baja, con un descenso del 2,8 por ciento, hasta 123 dólares en el caso del barril de entrega en junio.

Por su parte, la onza de oro Troy (de referencia en Estados Unidos) cotizaba a 1.557 dólares, con el mismo descenso del 0,6 por ciento registrado en la apertura de las bolsas europeas.

En el mercado de divisas, la apreciación del dólar que provocó la noticia de la muerte de Bin Laden había menguado a mediodía, de modo que el euro se intercambiaba a 1,484 dólares.

El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció esta madrugada que Bin Laden había sido abatido en una operación conjunta de las fuerzas estadounidenses en Pakistán.

"Esta noche, Estados Unidos ha lanzado un mensaje inequívoco: no importa cuánto tiempo haga falta, se hará justicia", declaró el presidente estadounidense en su breve declaración.