La mayoría de los mercados bursátiles del mundo subieron el lunes tras conocerse la muerte de Osama bin Laden a manos de fuerzas estadounidenses luego de casi una década de búsqueda.

El presidente estadounidense Barack Obama anunció el domingo que el hombre que inspiró los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2011 en Estados Unidos murió en Pakistán durante una operación dirigida por Washington.

La mayor parte de las plazas accionarias — salvo en Gran Bretaña, China y Hong Kong, que no abrieron — tuvieron aumentos iniciales que luego se moderaron o perdieron por la cautela de los inversionistas ante un paquete de noticias económicas previstas para los próximos días.

En Nueva York, el promedio industrial Dow Jones bajó 3,18 puntos luego de ganar hasta 65 durante la mañana.

En Europa, el índice CAC-40 de Francia subió 0,1% y el parámetro alemán DAX ganó 0,2%, mientras que el Nikkei 225 de Japón aumentó 1,6%, su cierre más alto desde el terremoto y subsecuente tsunami del 11 de marzo en el noreste del país. El índice Kospi de Corea del Sur avanzó 1,7% y también registró un nuevo récord.

Ben Potter, estratega de mercado en la firma australiana IG Markets, dijo que la muerte de bin Laden fue un estímulo inmediato para los mercados de capital.

"Sin embargo, como muchos rebotes eufóricos, es frecuente que tengan poca vida, especialmente dadas las posibilidades de ataques en represalia de parte de extremistas", escribió en un reporte.

Entre los informes económicos esperados esta semana figuran la información de las nóminas — sin incluir las del sector agrícola — en Estados Unidos, y la decisión que tomen el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra sobre las tasas de interés.

El euro subió 0,6% y ascendió a su mayor valor en 18 meses al cotizarse en 1,4890 dólares.

El crudo alcanzó su mayor precio desde mediados del 2008. El petróleo de referencia para entrega en junio aumentó 40 centavos a 114,33 dólares el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

____

Kelly Olsen en Tokio contribuyó con este despacho.