El alcaide de una cárcel venezolana que permanece secuestrado desde hace cinco días junto a otros 21 funcionarios por los presos del penal, pidió hoy la intervención del ministro de Interior, Tareck El Aissami, en busca de una solución, a través de un vídeo difundido por el canal de televisión Globovisión.

"Hacemos un llamado al señor ministro (de Interior) porque el viceministro (Edwin Rojas) no ha escuchado ni ha solucionado nada", dice en el vídeo un individuo que se identifica como Luis Aranguren, director de la cárcel El Rodeo II.

"Señor ministro por favor busque una solución", insiste el director en el vídeo, poco antes de que el canal estatal Venezolana de Televisión informara de la liberación hoy de la funcionaria Carmen Sánchez Guédez, de 60 años de edad y una de las que permanecía secuestrada desde el miércoles.

En el vídeo, de unos diez minutos de duración y colgado en el portal Youtube, aparecen los rehenes sentados de forma ordenada en uno de los cuartos donde están recluidos.

En la tarde del miércoles un grupo de presos de la cárcel El Rodeo II, ubicada en la ciudad de Guatire, vecina a Caracas, tomó como rehenes a una veintena de funcionarios, incluyendo al director del penal, para exigir atención médica a un brote de tuberculosis que, aseguran, hay en el internado.

El sábado pasado representantes del Ministerio de Interior anunciaron la creación de una comisión negociadora entre el Gobierno y los familiares de los presos que había alcanzado algunos acuerdos.

"Estamos transmitiendo esto en vista de las medidas que ha venido tomando el viceministro (Edwin Rojas) en conjunto con Miguel Jiménez, director de Seguridad y Custodia, que ha ordenado ataques a la torre sin importarle nuestras vidas", denunció Aranguren, quien aseguró que hablaba "sin ningún tipo de presión".

El director del penal negó que se hayan cumplido las peticiones solicitadas por los presos y aclaró que los reclusos han tratado muy bien a los rehenes.

Otros individuos identificados como funcionarios tomaron la palabra para suplicar una salida a la crisis y pidieron que no presionen a los familiares de los internos pues esta medida puede agravar la situación.

La vocera de los familiares de los presos María Zorrilla, dijo a Efe que los internos liberarían a los rehenes cuando se presente el ministro El Aissami en el penal y sólo harán la entrega "en presencia de familiares, voceros y medios de comunicación".

El día de ayer, en la cárcel venezolana de Sabaneta, ubicada en el estado Zulia (oeste), un confuso enfrentamiento dejó el saldo de una persona muerta y siete heridas, dijo a Efe el jefe de la delegación de la policía científica del Zulia, Marcos Vivas.

Vivas indicó que aún se investiga si el enfrentamiento fue entre presos del penal, o de los reos con los funcionarios.

Según datos oficiales, en Venezuela hay una población reclusa de 44.520 personas repartidas por una treintena de prisiones, donde se reportan altas tasas de violencia.

Entre 2005 y 2009 murieron 1.865 presos y 4.358 resultaron heridos en hechos de violencia en prácticamente la totalidad de las penitenciarías, según la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones.