La actividad manufacturera de Estados Unidos creció en abril por 21er mes consecutivo gracias al impulso derivado de la debilidad del dólar, que hizo que los bienes estadounidenses fueran más baratos en el extranjero.

El Instituto de Gerencia de Compras, un grupo empresarial de ejecutivos de compras, dijo el lunes que su índice de actividad manufacturera cayó a 60,4 en abril. Una lectura por encima de 50 indica crecimiento.

Desde el comienzo del año, la manufactura ha crecido a su ritmo más rápido en 27 años, dijo David Resler, economista de Nomura Securities. El índice se ha mantenido por encima de 60 por cuatro meses consecutivos, evidencia de que la manufactura sigue siendo uno de los componentes más sólidos de la economía. Durante la recesión, el índice tocó fondo en diciembre del 2008, cuando cayó hasta 33,3, su menor nivel desde junio de 1980.

"Es otro reporte alentador del sector manufacturero", dijo Resler en una nota para clientes. "El crecimiento de ese sector ayudará a mantener la expansión económica en una trayectoria de crecimiento moderado".

El crecimiento fabril ayudó a impulsar también el gasto en construcción durante marzo. Luego de tres meses de declives, el gasto en construcción aumentó 1,4% el tercer mes del año, gracias a la inversión en expansión de fábricas y locales comerciales, así en la construcción de viviendas.

___

Martin Crutsinger, de The Associated Press, contribuyó para este despacho.