El receptor dominicano Ronny Paulino consiguió cinco imparables, su mejor marca como profesional, en su primer inicio con los Mets, incluyendo un doble remolcador de la diferencia en el décimo cuarto episodio, y llevó a la novena de Nueva York a un triunfo por 2-1 sobre los Filis de Filadelfia.

Paulino hizo siete viajes a la caja de bateo, y en cinco ocasiones hizo contacto con la bola, pero sólo fue en decimocuarto episodio cuando remolcó su primera carrera de la temporada, que iba a ser la del triunfo, además de dejar .625 su promedio de bateo, en un juego que tuvo una duración de 4:44 horas.

Mientras que Paulino se convirtió en el toletero clave en el triunfo de los Mets, en la batería latinoamericana también estuvieron el parador en corto dominicano José Reyes, que pegó de 6-2; y el guardabosques puertorriqueño Carlos Beltrán, de 6-1 con remolcada.

La victoria se la acreditó el cerrador Taylor Buchholz (1-0), el sexto y último lanzador de los Mets. Buchholz trabajó dos episodios y ponchó a dos para hacerse del triunfo de Nueva York, que detuvo una racha de tres derrotas consecutivas.

El perdedor fue el cerrador Kyle Kendrick (1-2) en tres episodios, permitió cuatro imparables, una carrera, dio dos pasaportes y ponchó a uno.

Por los Filis el tercera base dominicano Plácido Polanco se fue de 6-1; el guardabosques cubano-estadounidense Raúl Ibáñez, de 4-0; el corredor emergente dominicano Michael Martínez, de 0-0, y el bateador emergente dominicano Wilson Valdez, de 1-0.