Manifestantes antigubernamentales desafiaron el domingo la fuerte presencia policial para protestar por segunda noche consecutiva en demanda de la renuncia del presidente Mohamad Nasheed.

Más de 3.000 personas se congregaron por la noche en una intersección en Male, la capital, para protestar por el alza de precios, y acusaron al gobierno de administrar mal los recursos públicos y de hacer gastos innecesarios.

Las protestas se reanudaron horas después de que la policía emplease gas lacrimógeno y garrotes para disolver una marcha anterior en Male, que comenzó el sábado por la noche y se extendió durante las primeras horas de la mañana. Los organizadores dijeron que unas 5.000 personas participaron en esa primera protesta.

El portavoz policial Ahmed Shiyam le pidió a los manifestantes que se retirasen, pero éstos comenzaron a lanzar objetos contra la policía.

Las Maldivas, un archipiélago en el Oceáno Índico habitado por unas 300.000 personas, tiene una economía basada en el turismo de lujo.