El mexiquense Adrián Hernández venció esta noche al yucateco Gilberto Keb por nocaut tecnico al inicio del undecimo round y le arrebató el título mundial minimosca del CMB en el Coliseo Don King de este municipio.

La contienda fue dominada por "Confesor" Hernández, con gran condición física aguantó los primeros rounds de Keb, que impuso condiciones por su experiencia, pero conforme avanzó la pelea fue mejor Adrián.

Desde el primer asalto, ambos salieron en busca de la victoria. Con su mayor experiencia, Keb Bass aplicó castigo a la cabeza y cuerpo del "Confesor", sobre todo con buen manejo de su puño izquierdo que impactó en la cara y zonas blandas del retador.

Al terminar cuatro asaltos y por reglamento del Consejo Mundial de Boxeo se dieron a conocer las puntuaciones que sumaron dos empates 38-38 y la tercera 39-37 para el yucateco.

Con este resultado parcial, Hernández reaccionó y empezó a soltar sus golpes al todavía monarca mundial, con golpes a la cabeza y cuerpo que fueron minando la resistencia de Keb Baas que empezó a reducir el ritmo de combate.

La pelea fue dominada a partir de ese quinto giro por el "Confesor", que en algunos momentos dio una golpiza al yucateco que nunca se rindió pese al castigo con gran determinación para seguir en la refriega.

El mejor asalto para Hernández fue en el septimo cuando zarandeó la cabeza de Keb y estuvo a punto de noquearlo cuando sonó la campana en auxilio de un disminuido peleador peninsular, que soltó en dos ocasiones el protector bucal para recuperarse.

En el decimo asalto y en su desesperación, Keb conectó un golpe bajo que fue castigado por un punto menos por el referi ante la conducta anitdeportiva.

Hernández, con los gritos de sus aficionados, siguió su golpeo sistemático ante un campeón que no se rendía, pero que estaba recibiendo castigo de más, por lo que el doctor de ring, Francisco Daza tras revisar a Keb al final del decimo round consideró que no podía continuar en un polemico final.

La esquina del yucateco, el entrenador Ernesto Salgado y el apoderado Jose Gómez protestaron la decisión del nocaut tecnico al inicio de ese episodio once debido a que Gilberto no presentaba cortadas y seguía soltando golpes.

Con este resultado, Adrián "Confesor" Hernández se proclamó monarca mundial minimosca del CMB y mejoró su record a 21 victorias, con 13 nocauts, una derrota y un empate, mientras Gilberto Keb quedó con 35 triunfos, 22 antes del límite y 21 reveses.

En la semifinal, el mexicano Marco Antonio Peribán noqueó en el segundo round al argentino Jose Alberto Clavero, en peso supermedio.