Dwyane Wade anotó el domingo 38 puntos al acertar 14 de 21 tiros de campo, James Jones estableció una marca de postemporada para el Heat al anotar 25 unidades como suplente y Miami dio el primer golpe en las semifinales de la Conferencia Este al derrotar 99-90 a los Celtics de Boston.

"Fue un gran juego. El primer juego, en casa", comentó Wade. "Uno tiene que aprovechar el jugar como local. Estos chicos esperan eso de mí. No se los estuve dando durante la temporada regular y quise salir hoy y ser un líder".

LeBron James terminó con 22 puntos, seis rebotes y cinco asistencias para Miami, que tuvo ventaja de hasta 19 puntos antes de un final caliente en el que varios jugadores se injuriaron unos a otros más que en otras ocasiones.

Paul Pierce salió expulsado cuando restaban siete minutos tras cometer dos faltas técnicas en un lapso de 59 segundos en enfrentamientos con Wade y Jones.

Ray Allen anotó 25 unidades por Boston, que perdió por primera vez en cinco juegos de esta postemporada.

Pierce encestó 19 puntos y Delonte West terminó con 10 para los Celtics, mientras que Rajon Rondo y Kevin Garnett fueron limitados a un total combinado de 14 unidades, al acertar sólo seis de 19 tiros de campo.

El segundo juego de la serie al mejor de siete será el martes en Miami.

Fue un partido de enfrentamientos físicos constantes. West cometió una falta técnica y su compañero Jermaine O'Neal una intencional antes que la situación se calentara de verdad en el último cuarto. Pierce se molestó por una falta fuerte de Jones y a cada uno se le marcó falta técnica y Pierce y Wade — quienes tienen su historia de enfrentamientos — riñeron poco después.

El árbitro Ed Malloy marcó falta técnica a ambos y Pierce salió gritando de la cancha. El entrenador de Boston Doc Rivers consideró que Jones y Wade fueron demasiado agresivos contra Pierce en las dos jugadas que ocasionaron la expulsión de su alero.

"Pensé, en lo personal, que ambas fueron faltas intencionales y creo que no debimos reaccionar ante ninguna de ellas", dijo Rivers.

Los Celtics trataron de repuntar. Allen acertó un triple para ponerse 90-82 abajo, pero Chris Bosh y Wade registraron las dos siguientes anotaciones de Miami y recuperaron una ventaja de dos dígitos que ya no se vio amenazada.

"Todos los partidos van a ser así", dijo Wade. "Esperamos con ansia el reto".

Wade promedió 12,8 puntos con 28% de efectividad contra los Celtics en sus cuatro enfrentamientos de la temporada regular, sus peores cifras en ambos rubros contra cualquier adversario esta campaña.

Lo que no haya estado funcionando entonces, anduvo a la perfección en el inicio de las semifinales.