Las nuevas regulaciones para prohibir fumar en lugares públicos bajo techo entraron en vigor en China el domingo, pero no se espera que reduzcan drásticamente el tabaquismo en el país.

El hábito de fumar, vinculado a las muertes de al menos un millón de personas en China cada año, es una de las mayores amenazas de salud pública en el país, de acuerdo con estadísticas del gobierno. Casi 30% de los adultos en China fuman, equivalente a unos 300 millones de personas.

El Ministerio de Salud dio a conocer a finales de marzo normas que prohiben a partir de ahora fumar en lugares como hoteles y restaurantes, aunque aún excluyen los centros de trabajo. Las reglas entraban en vigor el domingo.

Pero reportes de la prensa estatal han arrojado dudas sobre la efectividad de las normas. La agencia noticiosa oficial Xinhua, citando expertos, dijo que lo más probable es que las reglas sean pasadas por alto por fumadores y operadores de lugares públicos porque no especifican castigos para los transgresores.

China no cumplió el plazo del 9 de enero del 2011 para prohibir fumar en lugares públicos techados, de acuerdo con el tratado global antitabaquismo auspiciado por la Organización Mundial de la Salud. Expertos dicen que los enormes ingresos generados por el monopolio estatal de tabaco obstaculizan las medidas.

La doctora Yang Gonghuan, directora de la Oficina Nacional de Control del Tabaco, dijo que pese a problemas con las nuevas reglas, espera que las mismas aumenten la atención a los esfuerzos para combatir el tabaquismo. Dijo que su oficina no es responsable por la implementación de las reglas.

"Yo admito también que hay imperfecciones en las directrices actuales del Ministerio de Salud, y que los preparativos para implementarlas han sido insuficientes", dijo Yang. "Pero pienso que todos deberíamos colaborar para ayudar a avanzar en la implementación de las regulaciones".

Las reglas son parte de las normas del ministerio sobre el manejo de la salud en los lugares públicos, una serie de medidas que cubren además ventilación, uso de desinfectantes, calidad del aire y control de plagas.