La central de trabajadores de Uruguay, PIT-CNT, envió hoy un mensaje conciliador aunque con algunos reclamos al Gobierno en la celebración del Día de los Trabajadores que se cumplió bajo mucha lluvia y obligó a modificar el lugar el acto.

El presidente uruguayo, José Mujica, y su esposa la senadora Lucía Topolansky participaron en el acto, costumbre que mantienen desde antes de la elección del primero como jefe de Estado.

En principio la conmemoración, que por primera vez se llevó al interior del país, iba a celebrarse en las calles de la ciudad de Las Piedras, a 20 kilómetros de Montevideo, pero debió trasladarse a un gimnasio próximo debido a la tormenta de lluvias y fuertes vientos que afecta al país.

La Dirección General de Meteorología lanzó incluso una alerta amarilla debido a los vientos con rachas muy fuertes que ocasionaron la caída de algunos árboles.

El Plenario Intersindical-Convención Nacional de Trabajadores (PIT-CNT) reclamó a la administración de Mujica una mejor distribución de la riqueza, más impulso para el desarrollo del país productivo y mejores recursos para la formación y capacitación de los trabajadores.

Juan Castillo y Edgardo Oyenart, dos de los coordinadores de la central obrera, fueron los encargados de los discursos.

Además, se reiteró la postura del PIT-CNT en favor de la anulación de la Ley de Caducidad que impide juzgar las violaciones a los derechos humanos durante la dictadura (1973-1985) y que el Parlamento está a punto de dejar sin efecto.

También se criticó la recolección de firmas que llevan adelante los partidos políticos tradicionales, Colorado y Nacional, para impulsar un plebiscito que reforme la Constitución y reduzca de 18 a 16 años la edad de imputabilidad de los menores en medio de un clima de creciente inseguridad pública.

Las relaciones entre la central obrera y el presidente Mujica "mejoraron considerablemente en los últimos meses", destacó Castillo.

"Estamos de acuerdo con algunas de las medidas del Gobierno, discrepamos con otras y así lo decimos", agregó.

Mujica, que es el segundo presidente de izquierda en la historia del país, recibió el viernes a una delegación del PIT-CNT y se comprometió a atender varios de sus reclamos.

Dos días antes fue el ministro de Economía y Finanzas, Fernando Lorenzo, quien se entrevistó con los líderes sindicales y también les anunció varias medidas, entre ellas rebaja de impuestos, para hacer frente a las necesidades de los trabajadores con salarios más bajos.