Mark Hoppus, vocalista y bajo de la célebre banda norteamericana de punk Blink-182, ha declarado hoy que en el actual panorama digital los discos ya no dan dinero y que el negocio de la música se limita ya "a tocar conciertos y vender camisetas".

El músico ha sido uno de los rostros famosos que han querido compartir su experiencia con los asistentes a la 47 edición del Mercado Internacional del Disco y la Edición Musical (MIDEM) en Cannes (Francia).

"Realmente creo que los artistas debe recibir dinero por su trabajo", ha dicho Hoppus, quien ha señalado no obstante, que en el contexto actual, los artistas -sobre todo los nuevos- se ven abocados a entregar su música de forma gratuita.

Acérrimo seguidor de las redes sociales, ha hablado sobre la importancia de éstas para profesionales como él, que cuenta con una legión de casi dos millones y medio de seguidores en Twitter, su aplicación favorita.

"Lo gestiono todo directamente yo, robándole tiempo a mi esposa y a mi hijo. Me ofrece la oportunidad de contarle a la gente cosas sobre la banda, pero también para mostrarme como soy y hacer un poco el tonto", ha asegurado el artista, que trata de ofrecer algo más que promoción, con "buen contenido" repleto de fotos, bromas y buenas historias.

En el apartado puramente musical, ha declarado que definitivamente sí espera lanzar más material de su otro proyecto creativo, la banda +44, pero que su prioridad ahora mismo es Blink-182 y es para la que sigue componiendo.

El último trabajo en el mercado del grupo, que estudia publicar material en vinilo, fue el EP "Dogs eating dogs", lanzado en versión digital justo antes de las Navidades por su cuenta, tras abandonar el pasado año el sello Interscope Records.

"Fue una satisfacción y un reto hacerlo todo por nosotros mismos", ha dicho Hoppus.