La exprimera dama francesa Carla Bruni Sarkozy publicó hoy, día del 58 cumpleaños de su marido, el primer sencillo de su nuevo álbum, que se pondrá a la venta el próximo 1 de abril.

"Chez Keith & Anita" repasa la vida bohemia que llevaron en los años 70 el componente de los Rolling Stones Keith Richards y su novia Anita Pallenberg, y es el primer extracto que sale a la luz del disco "Little French Songs", el cuarto trabajo de la discografía de la exmodelo.

Su compañía de discos ha asegurado que, tras la presentación del álbum, se hará una gira, lo que supondrá el retorno a los escenarios de la artista, ausente de los mismos desde que se casó con Nicolas Sarkozy en 2008.

Instrumentalización acústica, aderezada con toques de trompeta, "Chez Keith & Anita" muestra el tono por el que irá el nuevo disco, el primero que Bruni editará con su nuevo sello, Barclay, filial de Universal Music.

Hasta ahora, la cantante había trabajado siempre con el independiente Naïve, que apostó por ella en 2002 con el lanzamiento de "Quelqu'un m'a dit", su debut en el mundo discográfico.

Aunque la discográfica ha querido mantener el mayor secreto sobre el resto del disco, el semanario VSD reveló la semana pasada algunos extractos de las letras de las canciones que contendrá.

Entre los títulos que abarca "Little French Songs", según la revista, figura "Pour faire comme Gainsbourg", un himno al tabaco; "Il m'appelait darling", un homenaje a su hermano Virginio, fallecido de sida en 2006; o una versión en italiano de "Douce France", de Charles Trenet.

Pero de todos los títulos el que más expectación ha levantado ha sido el llamado "Raymond", porque está dedicado a su marido.

"Mi Raymond tiene todo bueno, es un valor auténtico, para pasar el Rubicón no se puede decir que dude", asegura en la canción la exprimera dama en referencia a Nicolas Sarkozy.

"Mi Raymond está en el centro de toda situación crítica. Mi Raymond es el jefe, es el que dirige las cosas", prosigue.

Bruni aprovecha el disco también para arreglar cuentas pendientes con los periodistas, a quienes parece dedicada la canción "Les Diseurs" (Los charlatanes).

"Los charlatanes hablan como escupen, se ríen como quien gesticula, pero, mientras que ellos ladran, la caravana pasa", canta.

Tras "Quelqu'un m'a dit", que se convirtió en un éxito de ventas, Bruni tardó cinco años en volver a los estudios y lo hizo con "No Promises", un disco en inglés que tuvo menos repercusión.

En 2008, ya en el Elíseo, publicó "Comme si de rien n'était", un disco que no pudo promocionar por sus funciones de primera dama.