Más de 5.000 personas han visitado ya la exposición de creadoras plásticas iberoamericanas "Desnudando a Eva", que acogen las instalaciones del Instituto Cervantes en Shanghái, la capital económica de China, y que tras dos meses de apertura concluirá el próximo día 31.

La exposición, una muestra itinerante para la red de los centros Cervantes, cuenta con obras de una veintena de artistas españolas y latinoamericanas, como Frida Kahlo, Maruja Mallo, Esther Ferrer, Marta Soul, Esperanza Parada, Elena Santonja y Diana Coca, junto con una artista local, la pintora china Ding Beili.

Ding dio una conferencia anoche en el centro de Shanghái, la Biblioteca "Miguel de Cervantes" del Consulado General de España, embrión del futuro centro educativo Cervantes de la ciudad, donde habló de los desafíos para las artistas en un mundo del arte contemporáneo todavía muy masculino en China.

"Como mujeres artistas, (las autoras de la muestra y yo) tenemos en común la reflexión que hacemos sobre nuestra identidad como mujeres, y el interés hacia temas como la propia feminidad o la relación entre madre e hijo", declaró a Efe Ding, profesora universitaria de arte en Shanghái.

"En cualquier caso, lo más importante es que nos une la sinceridad y la sensualidad con la que nos acercamos al arte, pero eso está más allá de los límites de género", señaló.

La charla de Ding fue precedida por la proyección, subtitulada en chino, de la entrevista a la pintora Maruja Mallo que le hizo en los años setenta el recordado presentador de Televisión Española Joaquín Soler Serrano para su programa "A fondo".

La intención de la exposición es dar un panorama de la creación plástica por parte de mujeres iberoamericanas mediante obras de sus figuras más destacadas del último siglo, para reivindicar su papel en la historia del arte, explicó a Efe la gestora cultural del centro del Cervantes en Shanghái, Magdalena Rosell.

"Quisiéramos que el arte sea global, que no importe si es masculino o femenino, pero para llegar ahí hay que recorrer un camino, y dar a conocer a todas estas grandes artistas, demostrar la fuerza y la importancia que han tenido, para reclamar un poco su lugar en la historia", indicó, ya que "aún queda mucho por hacer".

La muestra lleva desde 2010 circulando por numerosos centros del Instituto Cervantes en todo el mundo, y ahora, tras su paso en 2012 por Marruecos y China, donde también se mostró en Pekín, está previsto que viaje en los próximos meses a Nueva York.

El Cervantes tiene su único centro educativo de China en Pekín, ya que las instituciones estatales de este tipo solo pueden tener una sede en el país, según las normativa local, si cuentan con financiación totalmente estatal.

La Biblioteca "Miguel de Cervantes" funciona desde 2007 como un centro cultural para la difusión del idioma y la cultura hispanohablante en Shanghái, donde existe una gran demanda de aprendizaje del español.