El filme "Argo", protagonizado y dirigido por Ben Affleck, se alzó con el título de mejor película dramática del año en la 70 edición de los Globos de Oro, una ceremonia que se ha celebrado en el hotel Beverly Hilton de Los Ángeles.