Brasil creará un nuevo órgano militar para prevenir ataques cibernéticos, que estará coordinado por el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas y contará con la participación de civiles, informaron hoy fuentes oficiales.

La implantación de este organismo, denominado Sistema Militar de Defensa Cibernética (SMDC), es el principal objetivo de la doctrina militar en el área informática que fue publicada hoy por el Ministerio de Defensa.

La nueva política de defensa cibernética también determina la creación de "estructuras de inteligencia" al servicio del SMDC para investigar posibles acciones criminales contra la seguridad pública a través de internet.

Las Fuerzas Armadas realizarán ejercicios de simulación de combate a hipotéticas amenazas cibernéticas para poner en práctica los procedimientos y normas de actuación que se fijen a partir de esta doctrina.

El ministro de Defensa, Celso Amorim, dijo en un discurso en octubre pasado que una de las preocupaciones del Gobierno en la defensa cibernética es su aplicación durante "grandes eventos" como el Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016.