El Mundo Maya y los nahuat pipil de El Salvador recibieron hoy la nueva era de 13 b'aktunes o 5.200 años del calendario maya con esperanzas de un mayor desarrollo del turismo regional y lograr por fin un reconocimiento del Estado salvadoreño, respectivamente.

Las celebraciones del fin del 13 B'aktun (400 años) y el inicio del nuevo ciclo culminaron hoy en el parque arqueológico Tazumal (oeste), tras un espectáculo de varias horas de danzas, música, luces, cantos y ceremonias de fuego al que asistieron miles de salvadoreños y turistas extranjeros.

"Esperamos que haya un cambio de visión hacia nosotros", dijo a Efe Santos Zetino, uno de los dirigentes nahuat pipiles que concelebraron en la pirámide de Tazumal la ceremonia mayor para despedir el 13 B'aktun y dar la bienvenida a la nueva era.

"Esos 13 b'aktunes que comenzaron son un principio de bien, y esperamos que sea un paso de éxito para los pueblos originarios, no sólo de aquí, sino de todo el mundo", agregó.

Zetino refirió que los nahuat pipil y los demás pueblos autóctonos de El Salvador esperan que el Estado salvadoreño ratifique el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre los derechos de los indígenas.

Dijo confiar en que esta coyuntura del 13 B'aktun "por lo menos sea un inicio" de un reconocimiento del Estado, aunque "tal vez no sea al cien por ciento".

El dirigente nahuat pipil explicó que la ceremonia que se celebró en Tazumal se basa en elementos de la naturaleza, como el fuego, la tierra o el agua, con el fin de "compartir" con la gente y que ésta "pida lo que desee" para su futuro.

La llegada de la nueva era maya fue saludada también por los ministros de Turismo de Honduras y Belice, Nelly Jerez y Manuel Heredia, respectivamente, y el alcalde de Calakmul, estado de Campeche (México), Baltasar González, en un enlace por televisión con el titular de Turismo de El Salvador, José Napoleón Duarte.

Al enlace, durante el acto oficial en Tazumal, se sumaron el secretario general de la Organización Mundial de Turismo, Taleb Rifai, y la vicepresidenta de la Cámara Mundial de Agencias de Viajes y Turismo, Helen Marano.

Jerez destacó que se inició "una nueva era de optimismo, de esperanza", especialmente para los países del grupo Mundo Maya (México, Guatemala, Honduras, Belice y El Salvador), que impulsa el desarrollo turístico regional.

El 13 B'aktun significó "uno de los más grandes acontecimientos de la humanidad", apuntó la ministra hondureña.

Heredia, su homólogo de Belice, indicó que no fue el fin del mundo, sino el comienzo de "una nueva era de paz, felicidad y oportunidades", que deben ser aprovechadas por el Mundo Maya.

Los países de este grupo están "conectados (...) por la herencia que nos han dejado los antepasados", que deben seguir aprovechando para contribuir a su desarrollo, recalcó el alcalde de Calakmul.

El ministro salvadoreño de Turismo subrayó por su parte que el cambio en el calendario maya conducirá hacia un mejor "posicionamiento" del turismo, no sólo en su país, sino en el resto del Mundo Maya.

Con estas celebraciones "hemos dado impacto" y "ahora viene la innovación" para seguir potenciando el turismo, puntualizó Duarte.