El actor Russell Crowe ha regresado a Sídney para pasar las Navidades en familia y reparar los daños causados por su separación, después de cumplir sus compromisos en Australia con la producción de "Les Miserables".

"En cuanto acabe este trabajo me iré a casa. Mi prioridad es tratar de volver a unir a mi familia", dijo el artista de 48 años, nacido en Nueva Zelanda, según informa hoy el medio australiano "Perth Now".

El protagonista de "Cinderella Man" decía esta semana en su cuenta de Twitter que le quedaban tres días de rodaje para quedar libre para sus hijos.

"Gladiador" anunció el pasado octubre su separación de Danielle Spencer, con quien estuvo casado nueve años y tuvo a Charles, que hoy cumple nueve años, y Tennyson, de seis.

Crowe protagoniza con Hugh Jackman y Anne Hathaway la versión cinematográfica del musical "Les Miserables", bajo la dirección del realizador Tom Hopper.

Según "Perth Now", los compromisos del actor que encarnó en la pantalla grande al nobel John F. Nash, en "A Beautiful Mind", han impedido que pudiese pasar con sus hijos más de 40 días este año.