Mick Jagger asistió la víspera al Estadio Olímpico para ver las competiciones de atletismo. No ayudó a que Gran Bretaña consiguiera más medallas, pero satisfizo a los cazadores de celebridades, quienes estaban preocupados ante la falta de estrellas ajenas al deporte que se hagan visibles en estos Juegos Olímpicos.

Jagger charló con el presidente del Comité Organizador de los Juegos, Sebastian Coe, el lunes por la noche.

No es el único famoso que ha asistido a los Juegos, pero la mayoría ha optado por una presencia discreta. Es como si supieran que, por este breve periodo, los deportistas son las estrellas principales.

"Yo les aconsejarías (a los famosos) que se tomen vacaciones por dos o tres semanas", dijo Max Clifford, gurú de las relaciones públicas.

"Creo que el riesgo es que puedan ver a algún famoso tratando de aprovecharse de la popularidad de este evento, lo que el público podría considerar ofensivo", agregó. "Esto le recordaría a la gente cuán vacía es la personalidad de muchos de los famosos".

Los Juegos de Londres han atraído a multitudes, decenas de dignatarios y también a la realeza. El príncipe Guillermo, su esposa Catalina y su hermano, el príncipe Enrique han aparecido en varias competiciones, desde la equitación hasta la natación y la gimnasia.

La ex secretaria de Estado estadounidense, Condoleeza Rice, fue vista el martes en el Estadio Olímpico y la actriz Susan Sarandon vio el water polo un día antes, junto con la leyenda del atletismo Carl Lewis. El multimillonario Bill Gates ha asistido a varias competiciones, incluidas las del tenis de mesa y voleibol de playa.

Pero la aparición de grandes estrellas ha sido escasa y esporádica. Nicole Kidman acudió a la ceremonia de inauguración. "¡Guau!", fue la reacción que publicó en su página oficial de Facebook. La actriz se presentó también en una fiesta en el asilo Omega House, como el nuevo rostro de esa institución.

Paul McCartney, que cerró la ceremonia inaugural con "Hey Jude", sí se ha aparecido muchas veces en el Estadio Olímpico y en el Velódromo.

Pero Brad Pitt y Angelina Jolie, que participan en rodajes en Gran Bretaña este verano, han pasado hasta ahora desapercibidos en los Juegos y en los lugares nocturnos, para desazón de los paparazzi del mundo.