La próxima secuela de la franquicia "X-Men, The Wolverine", empieza a grabarse la semana próxima en Sídney, con el actor Hugh Jackman como protagonista y sin que se haya desvelado la incógnita de quién reemplazará a Jessica Biel en el papel de "Viper".

En una rueda de prensa celebrada hoy, el director de la película, James Mangold, evitó pronunciarse sobre las causas de la salida de Jessica Biel y sobre si la actriz Svetlana Khodchenkova, de 29 años, será la sustituta, para adelantar que "muy pronto lo sabremos", según el medio Nine News.

Jakcman, nacido en Sídney, se mostró encantado de rodar en casa y además un personaje que se ha convertido en la "columna vertebral" de su carrera.

"Cuando me lo ofrecieron no tenía otra opción que aceptarlo. Estaba en un momento en el que decía sí a todo, pero lo que ha ocurrido es que me he encontrado quizá con el más interesante y complejo de los personajes de los superhéroes", indicó Jackman.

La nueva secuela se iba a filmar en Japón el año pasado, pero la productora suspendió el plan tras el tsunami de marzo de 2011 y la posterior crisis en la central nuclear de Fukushima.

Para Jackman, rodar en Sídney es también una oportunidad para que su esposa, Debora Lee Furness, y él puedan pasar algún tiempo con su familia.

Según Century Fox y el Gobierno del estado de Nueva Gales del Sur, el rodaje reportará a la economía local unos 82,6 millones de dólares (unos 68,2 millones de euros), creará 720 nuevos puestos de trabajo y requerirá unos 1.200 extras.

Mangold tendrá a sus órdenes el mismo equipo de producción que intervino en el rodaje de "X-Men, Origins Wolverine".

La primera película de esta saga, "X-Men", fue filmada en 2000 en Sídney, en la isla de Cockatoo, en diversas zonas de Nueva Zelanda y en los estudios de la productora.

Está previsto que "X-Men, The Wolverine" se estrene en los cines en julio de 2013.