El príncipe Carlos visitó Wimbledon el miércoles por primera vez en 42 años, se reunió con algunos ex jugadores y luego observó el partido de Roger Federer desde el palco real en la Cancha Central.

Carlos conversó con el ex tenista británico Tim Henman antes de sentarse en el palco real con su esposa Camilla, la duquesa de Cornwall, quien también vino a Wimbledon el año pasado.

La reina Isabel II visitó el All England Club en 2010, pero Carlos no acudía al torneo desde 1970.

Federer y su oponente italiano Fabio Fognini saludaron a la realeza antes de su encuentro por la segunda ronda, que ganó el suizo en tres sets.

Camilla llegó a la cancha antes que su esposo y conversó con el tenista estadounidense Andy Roddick.