Más de 350.000 personas han subido a la torre de comunicaciones más alta del mundo, la Tokyo Skytree, desde que fuera inaugurada el pasado 22 de mayo, informó hoy la empresa que opera la atracción turística.

El número de visitantes que han accedido a los observatorios de la torre, de 634 metros de altura, ha superado las expectativas de sus propietarios, que pronosticaban unos 20.000 visitantes menos durante el primer mes de operaciones.

Convertida en el nuevo gran reclamo turístico y de ocio de la capital de Japón, la estructura está integrada en un complejo comercial de 36.900 metros cuadrados que ha sido visitado por un 5,5 millones de personas desde su apertura, precisó la operadora a la agencia Kyodo.

Durante el primer año, se espera que unos 32 millones de personas visiten el complejo comercial.

Debido precisamente a la gran afluencia de público, hasta el próximo 10 de julio las entradas para acceder al primer observatorio de la torre, a 350 metros de altura, solo pueden comprarse por anticipado en Internet.

Una vez alcanzado este primer observatorio, los visitantes pueden adquirir ahí una entrada para acceder a la segunda plataforma panorámica, a 450 metros de altura.

La Skytree, es la torre más alta de mundo por delante de la de Televisión de Cantón en China, de 600 metros, y la segunda estructura artificial de más altura por detrás de Burj Khalifa de Dubai, que alcanza los 828 metros.

Su construcción comenzó en julio de 2008 y se prolongó unos tres años y medio con un coste total de unos 820 millones de dólares.