Zara Phillips, la nieta de la reina Isabel II de Gran Bretaña se hospedará en la Villa Olímpica en Londres en las próximas semanas mientras participa en las competencias de equitación de los Juegos Olímpicos.

Phillips, de 31 años, dijo el martes en una conferencia de prensa que está muy emocionada por ser parte del equipo británico para las competencias combinadas, una disciplina difícil que incluye adiestramiento, campo traviesa y saltos de exhibición.

La ex campeona mundial y su caballo, High Kingdom, fueron convocados para el equipo la semana pasada. Phillips había sido considerada una candidata poco probable hasta hace poco, cuando logró varios resultados favorables en el lluvioso campo británico.

El anuncio es un triunfo para Phillips en parte porque tuvo que retirarse de los Juegos Olímpicos en Beijing en 2008 cuando su caballo Toytown se accidentó.