Si no le funciona lo de ser rey, el príncipe Carlos podría desarrollar una carrera paralela transmitiendo el pronóstico del tiempo.

El heredero del trono británico y su esposa Camila lo intentaron el jueves, cuando cada uno leyó reportes del tiempo durante una visita a los estudios de la BBC en Glasgow, Escocia.

La imagen del elegantemente vestido Carlos ofreciendo una actuación creíble en un papel poco familiar llevó a muchos británicos a mirar dos veces mientras leía el reporte climático al mediodía.

Funcionarios del palacio dicen que Carlos y Camila visitaban los estudios para conmemorar el 60 aniversario de BBC de Escocia.