Elizabeth Catlett, escultora y grabadora estadounidense reconocida por sus obras expresionistas que ilustraban las luchas raciales, falleció en la ciudad mexicana de Cuernavaca, informó el martes su familia. Tenía 96 años.

Catlett murió el lunes por la tarde en su casa en Cuernavaca, a 80 kilómetros al sur de la Ciudad de México, donde radicaba desde hace unos 30 años, dijo a The Associated Press María Antonieta Alvarez, nuera de la artista nacionalizada mexicana.

Alvarez dijo que Catlett había comenzado a tener problemas con el riñón.

Sus restos serán cremados en una ceremonia privada y permanecerán en México, a donde llegó en 1946 y se casó con el artista mexicano Francisco Mora, con quien tuvo tres hijos.

El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México (Conaculta) ha señalado que a través de su obra, Catlett siempre mostró "su interés por la justicia social".

Catlett nació el 15 de abril de 1915 en Washington, D.C. y fue testigo de gran parte de los movimientos sociales y artísticos del siglo XX.

Se volvió famosa por su participación en la lucha por los derechos de los negros, las mujeres y los trabajadores en Estados Unidos, pero también en su país adoptivo, México, donde conoció y entabló amistad con figuras como el muralista Diego Rivera.

El Departamento de Estado estadounidense le prohibió en 1962 ingresar a su país natal durante casi una década debido a su activismo político. También fue arrestada durante una protesta de trabajadores ferrocarrileros en la Ciudad de México en 1958.

Catlett trabajaba en madera, piedra y otros materiales naturales, con los cuales produjo esculturas de mujeres, niños y trabajadores. Además, realizó grabados de negros y mexicanos con los que buscaba promover la justicia.

Fue criada por su madre, una maestra, debido a que su padre, también profesor, murió poco después de que ella naciera. Catlett llegó a decir que apenas con 6 años supo que quería ser una artista.

Estudió en Iowa con el pintor estadounidense Grant Wood, autor del emblemático cuadro "American Gothic", quien le dijo que plasmara en su arte lo que mejor conociera.

Catlett siguió su consejo y comenzó a realizar imágenes de mujeres negras fuertes y hermosas para abordar temas como la identidad racial, la dinámica familiar o las luchas sociales y políticas.

"El arte es importante solamente en la medida en que ayuda en la liberación de nuestra gente", dijo Catlett según la citó Conaculta.

______

EL periodista de The Associated Press E. Eduardo Castillo contribuyó con este despacho.