El embajador Herbie Hancock cree que el mundo necesita algo de diplomacia jazzista.

La primera gran iniciativa del renombrado pianista de jazz desde que fue nombrado embajador de buena voluntad de la UNESCO el pasado julio ha sido establecer el Día Internacional del Jazz el 30 de abril de cada año. La fecha coincide con el último día de lo que se ha celebrado como el Mes de la Apreciación del Jazz en Estados Unidos.

El evento inaugural de este año — organizado por la Organización Educativa, Científica y Cultural de las Naciones Unidas en sociedad con el Instituto de Jazz Thelonious Monk, que Hancock dirige — incluirá conciertos tachonados de estrellas en París, Nueva Orleáns y Nueva York, así como eventos relacionados con jazz en al menos dos docenas de países, desde Argelia hasta Uruguay.

Hancock dijo que casi no enfrentó dificultades para conseguir el apoyo de los 195 miembros de la organización cultural de la ONU a su propuesta "porque el jazz ha tenido un impacto importante en tantos países".

"El jazz ha sido la voz de la libertad de muchos países el último medio siglo", dijo Hancock en una entrevista telefónica previo al anuncio oficial del martes acerca de la creación del Día Internacional del Jazz.

"Realmente se trata del aspecto diplomático internacional del jazz y de cómo en general gran parte de su historia ha sido una fuerza mayor para reunir gente de distintos países y culturas".

La directora general de la UNESCO, Irina Bokova, apoyó la iniciativa. En un comunicado, dijo que el Día Internacional del Jazz pretende juntar a gente de todo el mundo "para celebrar y aprender más sobre el arte del jazz, sus raíces y su impacto, y para resaltar su importancia como medio de comunicación que trasciende diferencias".

La inauguración oficial será el 27 de abril con todo un día de programación en la sede de la UNESCO en París que incluirá clases magistrales, discusiones en mesas redondas, talleres de improvisación y la actuación de artistas de varios países. Un concierto por la noche incluirá presentaciones de Hancock, Dee Dee Bridgewater, Hugh Masekela de Sudáfrica y Tania Maria de Brasil, entre otros.

Hancock comenzará las celebraciones del 30 de abril con un concierto al amanecer en la plaza Congo Square de Nueva Orleáns, la cuna del jazz, justo después del primer fin de semana del gran festival citadino Jazz and Heritage.

El concierto presentará a luminarias locales como Terence Blanchard, Ellis Marsalis, Dr. Michael White, Kermit Ruffins y la Treme Brass Brand. Y Hancock planea interpretar "Watermelon Man" con estudiantes de secundaria de todo el mundo vía Internet.

Entonces volará a Nueva York para dar un concierto al atardecer para el cuerpo diplomático internacional en el Salón de la Asamblea General de la ONU presentado por Morgan Freeman, Robert De Niro, Michael Douglas y Quincy Jones. El recital, que contará con varios astros del género musical, se transmitirá en vivo en los sitios web de la ONU y la UNESCO.

Para Hancock, ambos conciertos simbolizan la globalización del jazz que ha observado desde que inició su carrera hace más de medio siglo.

"Es música estadounidense, nacida y criada en Estados Unidos, que ha desplegado sus alas por el resto del mundo", dijo el pianista.

"Estoy realmente emocionado por el Día Internacional del Jazz", añadió. "Espero que este día propague la alegría de la creación espontánea que existe en esta música. Tengo la sensación de que el jazz recibirá lo que merece".

___

En Internet:

www.unesco.org/days/jazzday