La subasta de más de 5.000 artefactos del Titanic el 1 de abril, un siglo después del naufragio del lujoso buque, ha provocado centenares de llamadas de interesados, con ofertas de agregar al deslumbrante tesoro recogido en el fondo del mar.

El subastador Arlan Ettinger, de la casa neoyorquina Guernsey's Auctioneers & Brokers, dice que ha recibido llamadas de los descendientes de unos 700 sobrevivientes y una oferta que calificó de morbosa: papeles tomados del cadáver de un pasajero que flotaba en el mar.

No se subastarán esos documentos, pero sí habrá objetos conmovedores: uno de ellos, una pulsera de niña con el nombre Amy escrito con diamantes. Había sólo dos Amy en la lista de 2.228 pasajeros, de los cuales murieron más de 1.500.

"Fue algo muy personal y conmovedor", dijo Ettinger.

Se subastarán artículos de ropa, loza fina, monedas de oro, platería y "la pieza grande", una sección del casco del Titanic que pesa 15 toneladas métricas (17 toneladas). Fue extraído del lecho del Atlántico Norte a 4.000 metros (2,5 millas) de profundidad. Se venderá en un lote y la postura ganadora será anunciada el 11 de abril. En 2007 fue tasado en 189 millones de dólares.

Ettinger dijo que Guernsey's ha realizado subastas de gran repercusión — en particular de los patrimonios de Elvis Presley, los Beatles, la princesa Diana y el presidente John F. Kennedy_, pero la colección del naufragio más famoso del mundo supera a todas. El Titanic se hundió el 15 de abril de 1912 durante su viaje de bautismo de Southampton, Inglaterra, a Nueva York al chocar con un témpano.

Un equipo internacional dirigido por el oceanógrafo Robert Ballard halló el naufragio en 1985 a unos 600 kilómetros (400 millas) de Terranova, Canadá. Esta será la primera subasta de artefactos del Titanic recogidos en el fondo del mar, aunque en el pasado se han vendido objetos hallados en la superficie o aportados por sobrevivientes.