La actriz latina Eva Longoria aseguró hoy que la serie de televisión "Desperate Housewives", que concluye este año tras 8 temporadas en antena, cambió su vida de forma acelerada y le abrió las puertas de la fama.

Longoria asistió junto con sus compañeros de reparto de la popular serie a un evento con la prensa en Los Ángeles en el que se hizo balance del recorrido de un programa que a juicio de uno de sus protagonistas -James Denton (Mike Delfino)- sentó un precedente.

"No somos una comedia, un drama, una telenovela... No hay nada como 'Desperate Housewives' y por eso la serie funcionó así, porque es difícil de etiquetar", explicó Denton.

De entre todos sus colegas de reparto, Longoria consideró que ella era la persona que más había evolucionado durante los últimos años, no en vano el creador de "Desperate Housewives" la calificó como la "baby" de todas las actrices que habitaron el televisivo barrio de Wisteria Lane.

"Cuando yo llegué todo el mundo tenía en torno a 40 años y una identidad muy clara. Yo crecí en la serie. Tenía 28 años cuando entré y fue mi primera experiencia con la fama, el dinero, la gestión del tiempo, el estrés, las promociones y las campañas públicas", apuntó la intérprete.

Unos factores que la hicieron "madurar más rápido" de lo que lo hubiera hecho de otra forma, aunque Longoria reconoció que le gusta cómo ha evolucionado.

"Aprendí dos idiomas, me casé, me divorcié y estoy a punto de terminar mi máster en Estudios Chicanos", comentó la actriz que debutó en la hostelería con el restaurante "Beso" y ejerce además como productora de televisión.

Longoria confesó que tiene claro qué objetos se llevará como recuerdos del plató de grabación de la serie, situado en Universal Studios en Hollywood, aunque no quiso hacerlos públicos para que nadie se le adelante.

"Desperate Housewives" está encabezado por las actrices Teri Hatcher, Felicity Huffman, Marcia Cross y Eva Longoria y tiene previsto despedirse de la audiencia con un último episodio que se emitirá en mayo en EE.UU. y cuyo contenido guarda en estricto secreto el creador de la serie, Marc Cherry.