Julián López "El Juli", que cortó una oreja, y Sebastián Castella, que cortó dos, fueron los triunfadores hoy del festival nocturno a beneficio de la Cruz Roja del departamento de Caldas, cuarto festejo de la feria de Manizales, capital de ese territorio del centro oeste colombiano.

Se lidiaron seis ejemplares de La Carolina, de juego desigual y que desarrollaron complicaciones al sexteto de toreros.

Y ante esas complicaciones, el oficio y la técnica de los dos toreros fue la clave del triunfo.

"El Juli" jugó al toro con el tercero de la noche. El animal, aunque con movilidad, miraba en exceso al torero y buscaba sorprenderlo.

Pero con "El Juli" pareciera no haber toro que lo pueda hacer. No solo lo enredó en su muleta sino que le consiguió una faena que a la vista pareciera fácil. Pero detrás hubo un trabajo de técnica admirable.

Castella también se llevó otro toro con movilidad aunque venido a menos. Mientras el animal duro en los medios, el francés también lo sujetó en la muleta con habilidad y se lo pasó por donde quiso, rematando las series con muletazos por bajo que tuvieron gracia y torería. Dos orejas que fueron algo sorpresivas.

Pero más allá de la genialidad de estas figuras, hubo un capítulo intenso aunque poco valorado por la masa. Lo firmó Andrés de los Ríos, torero colombiano, ante un toro por el que muy pocos apostaban.

De los Ríos habrá visto algo. Pero más que por las condiciones del toro, el torero necesitaba de un triunfo o de alguna actuación seria para reeditar sus carteles y cotizar sus acciones.

Y lo consiguió gracias a que apostó por quedarse muy quieto, tratar de jalar al animal, incluso, para ello, encunándose en los pitones. Y cuando consiguió provocar embestidas que parecían imposibles, dejó muestras de que su trazo tiene mucha clase.

Algunos, en el tendido, pedían al torero que abreviara la faena, pero De los Ríos, con valor e ilusión renovada, seguía en ese sitio y consiguió las últimas series que tuvieron torería. Mató de una estocada efectiva, pero la presidencia desatendió una petición de oreja que, quizás, era la más cabal del festejo.

También actuaron los españoles Juan Mora, que dejó momentos y pinceladas de su arte, y Manuel Díaz, "El Cid", que también estuvo limpio y voluntarioso. Guerrita Chico se llevó el toro más incierto del festejo y ante este no consiguió ni un solo muletazo.

Ficha

Manizales, 6 de enero

Festival a beneficio de la Cruz Roja de Caldas

Seis ejemplares de La Carolina, justos de presentación y de juego desigual.

Juan Mora, saludo desde el tercio

"El Juli", una oreja

"El Cid", silencio

Sebastián Castella, dos orejas

Guerrita Chico, pitos

Andrés de los Ríos, saludo desde el tercio.