El mundo privado de Michael Jackson, ferozmente protegido por el superastro en vida, salió a la luz en el juicio del doctor Conrad Murray. Sin embargo, expertos dicen que lejos de verse perjudicado por las revelaciones de su consumo de barbitúricos, el legado y poder póstumo de Jackson sobrevivirán a cualquier daño y además prosperarán, luego de haberse presentado al difunto artista como víctima de un médico oportunista.

Jackson murió antes de poder realizar una serie de conciertos de regreso en Londres con los que intentaba recuperar el destacado estatus del que disfrutó tras el lanzamiento de su álbum "Thriller" en 1983, y que tanto sus fans como la crítica aguardaban con ansiedad.

Pero su muerte sí dio nuevos aires a las ventas de sus discos e impulsó otros proyectos para generar cientos de millones de dólares para sus herederos, aun cuando su empañada vida personal recibió otro golpe con las revelaciones de su uso de drogas.

Jackson encabezó rápidamente la lista de las celebridades muertas más rentables de la revista Forbes y sus albaceas no pierden tiempo para sumar más proyectos que pulirían la imagen del artista y aumentarían la herencia de sus tres hijos.

Un gran espectáculo del Cirque du Soleil, "Michael Jackson: The Immortal World Tour", se estrena en Las Vegas este fin de semana como antesala a una instalación permanente del show en el Hotel Mandalay Bay, y se espera que sus fans abarroten el lugar para una exhibición de objetos del cantante.

Luego del juicio, un juez dejó claro que los esfuerzos de la defensa para mostrar a Jackson como el villano en el caso fracasaron de manera lamentable. Murray fue condenado por homicidio involuntario, calificado de oportunista insensato y sentenciado a la pena máxima de cuatro años.

El juez Michael Pastor también fustigó duramente a Murray por experimentar con el supeastro del pop con el poderoso anestésico propofol para ayudarlo a lidiar con su insomnio, aun cuando la droga no debe usarse en residencias privadas sino hospitales y consultorios médicos.

Algunos expertos dicen que las revelaciones hicieron ver al Rey del Pop como una persona común que lidiaba con un problema grave.

"En última instancia, no fue grave el daño (a la imagen de Jackson)", dijo su biógrafo J. Randy Taraborelli. "Creo que el juicio humanizó a Michael Jackson. Lo presentó como un ser humano con problemas".

La evidencia "definitivamente nos puso del lado de Michael Jackson. Fue una persona que sufrió muchísimo y que no recibió la ayuda que necesitaba", indicó el autor.

Taraborelli dijo que antes del juicio la familia, admiradores y albaceas del artista estaban preocupados de que las declaraciones señalaran a Jackson como el responsable de su propia muerte mientras resurgían acusaciones del pasado de abuso de menores y comportamiento extraño.

Pero el juez limitó las declaraciones y evidencia a los últimos meses de la vida de Jackson y específicamente descartó cualquier mención al juicio por abuso del 2005.

Thomas Mesereau Jr., el abogado que ganó la absolución en ese caso de Jackson, cree que el juicio de Murray sí afectó la reputación del cantante, pero acotó que el impacto probablemente no dure mucho.

"Ciertamente no ayudó tener todos estos testimonios sobre drogas", dijo Mesereau. "Pero con el paso del tiempo, la gente se enfocará más en su música y lo negativo decaerá".

Mientras Murray fue mostrado como un médico negligente, el retrato de su paciente que emergió durante el juicio fue uno de un superastro envejeciendo desesperado por cementar su puesto en la historia del entretenimiento mientras le proveía un hogar estable a sus adorados hijos, Paris, Prince y Blanket.

La imagen de Jackson como un padre cariñoso nunca se había ilustrado tan vívidamente. Un agente de libertad condicional que interrogó a la madre de Jackson, Katherine, señaló que ésta le dijo: "Michael Jackson era el mundo de sus hijos, y su mundo colapsó cuando él se fue".

Un experto en licencias y promoción de celebridades muertas cree que el juicio generó tanta compasión por Jackson que a largo plazo eclipsará la lluvia negativa de su pasado.

"No creo que ninguna revelación escabrosa que haya surgido durante el juicio vaya a tener un impacto en su legado perdurable", dijo Martin Cribbs, radicado en Nueva York. "Nosotros como sociedad tendemos a darle a todo el mundo una segunda oportunidad. El legado de Michael será como el de Elvis y los Beatles. Será su música, su genio y su trabajo caritativo".

Cribbs ha representado a los herederos de luminarias desaparecidas como Mahatma Gandhi, Albert Einstein, Steve McQueen y Mae West.

No trabaja con el patrimonio de Jackson pero alabó los esfuerzos de sus albaceas. Desde el rápido lanzamiento del documental sobre el concierto "This Is It", dijo, "han hecho un trabajo brillante para recordarnos la genialidad de Michael".

Taraborelli también citó la película como una movida espectacular que preparó el camino para un regreso póstumo del imperio Jackson. "Hizo que uno quisiera abrazarlo", dijo el autor de "Michael Jackson: The Magic and the Madness".

Las excentricidades de Jackson y su comportamiento extraño a menudo generaron titulares. Ya sea porque viajaba con un chimpancé llamado Bubbles, dormía en una cámara hiperbárica o sostenía a su bebé Blanket del otro lado de la ventana, Jackson consiguió distanciar a mucha gente. El juicio por presunto abuso de menores lo apartó aún más del público.

"Todo eso terminó el día en que se informó que Michael estaba muerto", dijo Lance Grode, ex ejecutivo musical y otrora abogado de Jackson que ahora enseña asuntos legales de la música en la Universidad del Sur de California.

"El público decidió que prefiere recordar a Michael como este gran superastro y prodigio musical y perdonar y olvidar cualquier cosa negativa que haya escuchado los últimos 10 o 15 años", dijo Grode. "Nada de lo que salió en el juicio es tan malo como lo que ya habían oído en el pasado".

Grode señaló como evidencia de aceptación pública la capacidad que tuvieron los herederos de Jackson de generar 50.000 millones de dólares en los meses que siguieron a su muerte.

Cirque du Soleil, cuyo show debutó en Canadá, tiene previstas 150 funciones en Norteamérica hasta julio y saldría en una gira internacional hasta el 2014. El espectáculo permanente de Las Vegas se estrenaría en el 2013.

El año en que murió, Jackson vendió 8,3 millones de discos en Estados Unidos — casi el doble que Taylor Swift, quien estuvo en segundo lugar — y "This Is It" se convirtió en la película documental de un concierto más lucrativa de todos los tiempos.

Para Joe Vogel, autor de un nuevo libro sobre la música de Jackson, lo más espeluznante del juicio de Murray fueron las grabaciones de un Jackson drogado que arrastraba las palabras mientras soñaba despierto sobre su futuro concierto y sus planes de construir un fantástico hospital de niños.

Vogel dijo que la grabación, hallada en el celular de Murray, reveló el lado oscuro del mundo de Jackson.

"Michael tuvo una vida difícil", dijo Vogel. "Él dijo una vez que uno debe vivir tragedias para crear algo hermoso e inspirador. Y eso fue lo que hizo. Su música tiene poder de permanencia".