El médico condenado por la muerte de Michael Jackson fue sentenciado el martes a cuatro años de prisión, el máximo solicitado por la fiscalía.

El doctor Conrad Murray, de traje gris, mantuvo un gesto adusto durante la audiencia, incluso cuando el juez Michael Pastor dijo que no cabía otorgarle la libertad condicional y le dio la condena de prisión.

El cardiólogo de 57 años estaba preso desde el 7 de noviembre, cuando un jurado lo declaró culpable de homicidio involuntario por causar la muerte del Rey del Pop.