La Unesco inició hoy las reuniones para la evaluación de los más de 80 elementos culturales propuestos por diversos países para que sean Patrimonio Inmaterial, como el fado portugués, el mariachi mexicano, el saber de los chamanes jaguares de Yurupari en Colombia o la fiesta de patios de Córdoba (España).

La serie de reuniones durante las que se deliberara sobre estos elementos se celebran en la isla indonesia de Bali y está previsto que concluyan el próximo día 29, según fuentes oficiales.

El comité de expertos de la Unesco examinará las 49 propuestas de unos veinte países para añadir a la llamada Lista Representativa del Patrimonio Inmaterial y otras 23 que se persigue sean incorporadas a la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial por considerar que su protección urgente.

Entre los elementos propuestos para añadirlos a estas listas se encuentran la fiesta de patios cordobeses en España, el fado portugués, la música mariachi mexicana, el saber de los chamanes jaguares de Yurupari en Colombia y la peregrinación al santuario del Señor de Qoyllurit'i de Perú.

Asimismo, el comité considerará 12 propuestas de programas que aspiran a ser incluidos en el Registro de Prácticas Idóneas de Salvaguardia y tiene además previsto aprobar algunas ayudas económicas para este tipo de actividades.

La directora general de la Unesco, Irina Pokova, destacó en la inauguración del encuentro el "carácter universal" de este y destacó que su misión "es preservar el patrimonio en un mundo cada vez más global".

"No queremos ver un mundo de una sola cultura, un mundo de uniformidad; nuestra intención es proteger las identidades, estén seguros de que Unesco seguirá adelante con esta tarea", dijo Pokova.

La Lista de Patrimonio Inmaterial incluye prácticas y expresiones transmitidas de generación en generación como tradiciones orales, artes escénicas, prácticas sociales, rituales o eventos festivos.

Preguntada por los periodistas, Pokova se refirió a la reciente elección de las nuevas siete maravillas naturales del mundo, de la organización new7wonders.com, y señaló que "sin querer menoscabar esta iniciativa privada, las listas de Unesco son una marca de excelencia".

"Nuestra selección pasa por sólidos y serios procesos de evaluación, hay una gran diferencia entre un proyecto privado y lo que Unesco hace", zanjó Pokova.

Hasta el momento, la Lista de Patrimonio Cultural Inmaterial incluye 16 elementos de nueve países que precisan protección inmediata contra su desaparición, mientras que la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial contiene 213 elementos de 68 países.

Un total de 137 países han ratificado la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, un requisito indispensable de cara a recibir ayuda económica y asesoramiento de la Unesco.