La primera jornada de deliberaciones del juicio por la muerte de Michael Jackson finalizó hoy sin veredicto por parte de un jurado con presencia extranjera, entre los que se encuentran cuatro mexicanos y una española, que tiene en sus manos el futuro del doctor Conrad Murray.

El día transcurrió sin sobresaltos en la Corte Superior del condado de Los Ángeles, y los analistas jurídicos apuntaron a que la decisión final podría demorarse hasta mediada la semana que viene.

Conrad Murray está acusado de homicidio involuntario por el fallecimiento del "rey del pop", quien era su paciente en exclusiva cuando perdió la vida el 25 de junio de 2009, víctima de una sobredosis de sedantes, en especial del anestésico propofol, y se enfrenta a un pena máxima de 4 años de cárcel si es condenado.

Entre el 27 de septiembre y el 3 de noviembre, se presentaron en los juzgados angelinos los argumentos de la Fiscalía, defensa y medio centenar de testigos que contribuyeron a recrear lo ocurrido en la jornada del deceso del artista.

La última palabra la tienen ahora los 12 miembros del jurado, la mitad de origen latino, cuyos nombres se desconocen, aunque sí han trascendido algunos detalles.

La persona más experta en juicios de entre los integrantes del jurado es una mujer nacida en España, de 57 años, residente en Alhambra, en los alrededores de Los Ángeles, y aficionada a la serie de televisión "CSI", según informó hoy el canal HLN que tiene los derechos de emisión del juicio.

Esa mujer ha sido miembro de cinco jurados más y en una ocasión ejerció como portavoz de sus compañeros en la sala.

Está divorciada, tiene dos hijos, dos nietos y un hermano que vive en Europa.

Además, cuatro jurados indicaron sus raíces mexicanas, uno de ellos en concreto nació en ese país latinoamericano, trabaja actualmente como conductor de autobús escolar y ya fue el presidente de un jurado en un proceso civil en 2010.

Los otros jurados con vinculación con México son una mujer que se describió como mexicano-americana de 54 años, un trabajador del servicio postal de 51 años que confesó ser fan de Michael Jackson, y un hombre de origen cubano-mexicano licenciado en sociología y casado con una empleada de los estudios DreamWorks.

La lista de latinos la completa una hispana de 36 años que trabaja en el sector de los seguros y que fue herida de bala en un incidente ocurrido en 1993.

El resto de integrantes del jurado, formado en total por 7 hombres y 5 mujeres, son un afroamericano que dice no estar interesado en los famosos, un jubilado de Disney que trató personalmente con Michael Jackson, una bioquímica británica recientemente nacionalizada estadounidense, una mujer asesora legal, un experto en gestión empresarial y un exmilitar.

La entrada a los juzgados congregó hoy a pesar de la lluvia a numerosos fans de Michael Jackson, así como a seguidores de Conrad Murray, que esperaban que hoy se conociera el veredicto.

La Fiscalía pidió el jueves la condena para el médico al considerar probado que le administró a Jackson el anestésico que lo mató y cometió una serie de graves negligencias que criminalmente equivalen a un homicidio involuntario.

La defensa pidió la absolución al considerar que la acusación no había demostrado la existencia de un crimen y tras quejarse de que Murray, de 58 años, estaba en esa situación simplemente porque parecía que alguien tenía que pagar por la muerte de Michael Jackson, a quien describieron como un adicto a los fármacos.