Miles de fotografías y testimonios anónimos conforman la exposición "Néstor por todos", qué será inaugurada hoy en Buenos Aires y constituye el enésimo homenaje a la figura del expresidente argentino Néstor Kirchner, fallecido hace un año.

Organizada en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, la exposición abrirá oficialmente sus puertas en una ceremonia en la que la gran ausente será la viuda y sucesora de Kirchner, la presidenta Cristina Fernández, que participa en Francia en la cumbre del G-20.

La exhibición es, en realidad, fruto de un trabajo de recolección de material fotográfico y audiovisual para un documental sobre el exmandatario, fallecido a consecuencia de un paro cardíaco el 27 de octubre de 2010.

Los productores del filme, el diputado kirchnerista Fernando Navarro y el publicista Jorge Devoto, recibieron tanto material a través de la web "Yo también quiero ser parte" -17.000 piezas, entre fotografías, vídeos, cartas y audios- que decidieron montar esta muestra, que estará abierta hasta el próximo día 28.

Una imagen gigante de Kirchner formada por las miles de fotografías en miniatura utilizadas para la exposición recibe a los visitantes, que tienen por delante un recorrido por la vida pública y privada de quien gobernara Argentina entre 2003 y 2007.

"La intención fue armar un homenaje con el material enviado por la gente, por lo tanto, es el homenaje de la gente a un expresidente y dar pinceladas sobre su vida", dijo hoy a Efe la comisaria de la muestra, Liliana Piñeiro, directora ejecutiva de la Casa del Bicentenario.

La muestra, que será llevada a otras ciudades de Argentina y luego a países suramericanos, está dividida en cinco grandes ejes temáticos: la vida política del exmandatario, su rol en la integración regional, su personalidad, su muerte y las manifestaciones populares de dolor tras su fallecimiento.

La mayoría de las imágenes muestran a un Kirchner sonriente, alegre, con puños apretados, pulgares arriba, brazos abiertos, manos alzadas... en un intento de rescatar el lado más humano del exgobernante.

"Aunque aún estamos tristes e impactados por su muerte, la muestra es alegre, no es un bajón", dijo a Efe Navarro.

Las fotos más curiosas, tal vez por desconocidas, son las de su infancia, con gafas gigantes, tomando su primera comunión y disfrazado de caballero patriota del siglo XIX, con galera en mano, todo un hallazgo.

En las fotos "más allá del protocolo" aparece abrazando efusivamente a otros presidentes, rodeado de simpatizantes, jugando con una pelota de fútbol, junto al ratón Mickey y el dinosaurio Barney.

En otra de las fotos más significativas, Kirchner salta desde un escenario hacia el público en un mitin, cual "estrella de rock".

"Esta imagen refleja muy bien su personalidad y su forma de relacionarse con la gente", dijo a Efe Juan Travnik, uno de los tres fotógrafos que participó del armado de la muestra.

Testimonios, canciones enviadas por simpatizantes inspiradas en Kirchner y vídeos familiares completan la exposición que, además, servirá de marco para la presentación de un libro que reúne fotos, ilustraciones y textos, entre otros, del escritor Juan Gelman, el músico Gustavo Santaolalla y la ministra de Desarrollo Social y hermana del expresidente, Alicia Kirchner.

El documental se estrenará hacia marzo del próximo año, bajo la dirección del uruguayo Adrián Caetano ("Francia", "Crónica de una fuga", "Pizza, birra, faso") y con guión de Ricardo Forster y Carlos Polimeni.

El equipo de realización del documental tiene en sus filas a la joven hija del expresidente, Florencia Kirchner, quien estudiaba cine en la New York Film Academy hasta la muerte de su padre.