El I Congreso Sudamericano de Corresponsales inicia este martes sus actividades en Santiago con el objetivo de fundar la Unión Sudamericana de Corresponsales, entidad que pretende promover y defender el acceso a la información y a la libertad de expresión en el continente.

La reunión, que se extenderá hasta el 28 de octubre, contará con la presencia de corresponsales de China, Brasil, Uruguay, Venezuela, Argentina y Chile, y con personalidades destacadas, como la del secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, informaron los organizadores.

Entre las actividades del congreso destacan la reunión plenaria de directivas para la fundación de la Unión Sudamericana de Corresponsales, y los diversos foros y seminarios en torno a los desafíos sociopolíticos de latinoamérica y los derechos de la comunicación.

"El derecho a acceder a la información, a la libertad de expresión y los derechos de la comunicación son aún una deuda en muchos lugares y en América Latina, donde el asesinato de reporteros es una práctica que lamentablemente perdura, con lógicas criminales y a veces políticas", señalaron los organizadores en un comunicado difundido hoy.

En este sentido, las líneas de trabajo de la futura Unión Sudamericana de Corresponsales pasarán por la realización de un informe sobre la situación de la libertad de expresión y los derechos de comunicación, y por el establecimiento de un Estatuto del Corresponsal.

La sesión inaugural del Congreso contará con la presencia del rector de la Universidad Diego Portales, Carlos Peña, y con diversos seminarios, entre otros, los de "Perspectivas del hambre, el agro y la seguridad alimentaria", "Educación y desarrollo en A. Latina" y "Desafíos sociopolíticos en A. Latina".

Las mesas en torno a los "Problemas del Desarrollo" en latinoamérica se extenderán hasta el miércoles. El jueves el foco girará hacia el "Foro de la comunicación".

La cita coincide con el conflicto estudiantil chileno que se extiende desde hace cinco meses y en el que han sido detenidos periodistas y reporteros gráficos mientras desarrollaban su trabajo.

La Asociación de Corresponsales y el Colegio de Periodistas han condenado "enérgicamente" estos hechos al tiempo que han mostrado su preocupación por un proyecto de ley enviado por el Ejecutivo que establece la entrega obligatoria por parte de los medios de comunicación de material audiovisual de los disturbios.