DominicanaModa celebra su sexta edición con una propuesta fresca y elegante y, según dijo hoy a Efe su director artístico, Sócrates Mckinney, consolidada como la pasarela "más importante" del Caribe y Centroamérica.

La cita, que arrancó la noche del lunes, cuenta con una plataforma de desfiles de 56 colecciones y otra de negocios con más de 50 empresas y 20 showroom de diseñadores donde se ofrecen las colecciones de ropas y complementos de los creadores locales.

La pasarela presenta, además, "una agenda muy estructurada de entretenimiento y gastronomía alrededor de la moda", agregó.

Este año, según Mckinney, DominicanaModa "se ha consolidado como la pasarela más importante del Caribe y Centroamérica y una de las más importante de Latinoamérica".

En sus seis versiones, el evento, además, "ha logrado ubicar la moda (dominicana) en el circuito mundial" y ha logrado aportar más de 4 millones de dólares a la campaña de promoción turística que realiza el Ministerio de Turismo local en el exterior, dijo.

La cita reúne hasta el sábado a los creadores locales Giannina Azar, Damaris Rubio, Arcadio Díaz, Jenny Polanco, Leonel Lirio, Marisol Henríquez y la firma Gutiérrez-Marcano, entre otros.

También la panameña Edda González, varios dominicanos radicados en el exterior, así como la casa Marchesa, con sede en Nueva York y que es invitada especial del evento.

Una de las colecciones más aplaudida en esta edición ha sido la presentada por Giannina Azar, quien el miércoles rindió, con sus creaciones, un homenaje al continente africano.

La atracción del evento, sin embargo, será la presentación de la colección de la casa de lujo Marchesa, que pondrá punto final la noche del sábado a DominicanaModa 2011.

La pasarela congrega cada año las mejores marcas y diseñadores del país caribeño, "el cual tiene un sitial en el mundo de la confección textil, ya que muchas firmas de prestigio mundial desarrollan sus productos en las grandes fábricas dominicanas", según los organizadores de la cita.