La escritora española Almudena Grandes afirmó hoy que lo que el expresidente de México Lázaro Cárdenas y el pueblo mexicano hicieron por los republicanos que se exiliaron en este país fue "la página más dulce" y "la única alegría genuina incondicional que llegó a reconfortar" sus corazones.

La escritora hizo estas declaraciones en la ceremonia de entrega del Premio Iberoamericano de Novela Elena Poniatowska, que le fue otorgado por su obra "Inés y la alegría" (Tusquets, 2010), un libro que aborda la historia de la invasión del valle de Arán, en octubre de 1944, por parte de un ejército de guerrilleros que se propusieron liberar a España.

"Es una novela que recrea la furia y la amargura, las tristezas y las alegrías de hombres y mujeres que no quisieron rendirse ni al terror ni a la resignación en los años más negros, los más difíciles del pasado reciente de España, cuya historia, como ustedes pensarán de la de México, nunca ha sido fácil", dijo.

La entrega de este premio supuso la inauguración de la XI Feria del Libro en el Zócalo y a ella acudió la propia Poniatowska, quien dijo que días como este son para "felicitarnos de que la literatura nos recuerda que pese a todo lo malo que nos sucede podemos ser felices".

"Espero que aquí haya muchos españoles mexicanos que atravesaron el océano y que sienten que México es suyo y que tenemos que cuidarlo mucho", apuntó.

"La historia de Inés nunca habría llegado a escribirla si escritores como Poniatowska no hubieran escrito antes que yo", dijo Grandes, quien afirmó estar profundamente conmovida por recibir un premio bajo el nombre de la escritora.

"Ella exprimió mucho antes que yo las posibilidades narrativas de las pequeñas historias con minúscula, que se quedan fuera de los libros de la gran Historia con mayúscula", añadió.

En el acto también participó el alcalde de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard, quien recordó que en esta edición la feria del libro, que se celebrará del 14 al 23 de octubre en el Zócalo capitalino, está dedicada a la memoria del exilio español en México.

"Veamos hacia el futuro y tengamos ese mismo optimismo resuelto y esa misma convicción que tuvieron los republicanos. El peor adversario es el pesimismo, darnos por vencidos, suponer que todo es inevitable y que solamente es una excepción la posibilidad de que nuestro país tenga otro futuro", señaló.

"Lo que nos enseñó la República española es que podemos hacer lo que queramos hacer", concluyó.

Dotado de un premio en metálico de 500.000 pesos (casi 37.600 dólares), el premio fue instituido en el año 2007 y se nombró como homenaje a la escritora mexicana Elena Poniatowska, periodista, escritora y defensora de causas sociales.

En la ceremonia se entregaron también los premios al Mérito Cultural Carlos Monsiváis que fueron otorgados al argentino Juan Gelman, Yonada Montes "Tongolete", Olga Harmony, Gilberto Aceves Navarro, Carlos Payán, Luis de Tavira, Joy Laville, Héctor García y Pedro Friedeberg.