Los presidentes de Armenia, Serge Sargsián, y Francia, Nicolas Sarkozy, inauguraron hoy en la capital armenia el centro cultural Casa de Charles Aznavour, ceremonia que contó con la presencia del legendario actor y cantante francés de 87 años.

El nuevo centro cultural, que cuenta con un museo, salas de exposiciones y de conciertos y una residencia, fue construido con financiación del Gobierno armenio para homenajear a Aznavour, hijo de emigrantes armenios.

El artista, que ostenta el título de Héroe Nacional de Armenia, la mayor distinción del país, es embajador armenio en Suiza y representante permanente de Armenia ante la UNESCO y la Oficina de la ONU en Ginebra.

"No es un museo o un centro cultural tradicional, sino una residencia con numerosos talleres y salas para diversas actividades culturales", explicó Narek Sarkisián, autor del proyecto, al que las autoridades armenias destinaron 1,84 millones de dólares (1,36 millones euros).

La Casa de Charles Aznavour fue erigida en una colina desde donde se abre una vista panorámica de la capital armenia.