El cante jondo de El Pelé y las brillantes manos de Dorantes, este último conocido como la "joya del piano flamenco", inauguran hoy la Temporada Bogotá Flamenco 2011, que acogerá durante este mes de octubre a otras figuras como Farruco.

Las ansias de innovación han llevado a El Pelé y Dorantes a trabajar juntos en el espectáculo "Dos cabezas pa'un sombrero", en el que desaparecen elementos tradicionales del flamenco, como la guitarra, para ser sustituidos por otros nuevos como el piano.

Manuel Moreno Maya, "El Pelé", aseguró a Efe que esta innovación no perjudica en absoluto al género musical: "en este caso no me falta la guitarra, en este caso solo necesito un público que nos ame, que nos llene de vida, un olé a tiempo y estoy seguro de que lo vamos a escuchar aquí".

Para el cantaor, si bien es cierto que la guitarra y el flamenco son primos hermanos, "en este caso está muy bien sustituida", dijo.

Y ciertamente es así pues la apuesta de El Pelé y Dorantes resulta una combinación perfecta para los odios: dulce y pasional al mismo tiempo.

Pero ese no es el único toque especial de esta propuesta, ya que en el escenario se sustituyen las habituales cajas, castañuelas y palmas, por batería, contrabajo y hasta flauta y clarinete.

La intención no es otra que compartir la gracia de este arte musical español, de dar a conocer otras formas de expresión artística de la región andaluza.

Y así es como lo expresó El Pelé al argumentar sus deseos durante la presentación del espectáculo: "aquí estoy para traeros un trocito de Andalucía para los hermanos de Colombia y espero que este viaje tan largo sirva por lo menos para hermanar un poco este mundo de la música, porque la música, es internacional".

El montaje sonoro que proponen con "Dos cabezas pa'un sombrero" es significativo y fácil de explicar, dos mentes que piensan en una misma cosa: el flamenco.

"Somos dos personas que pensamos lo mismo, que vivimos para la música, para el flamenco, y él pone la música y yo la letra", es decir, que "son dos cabezas que piensan lo mismo y solo hay un sombrero que es la música", expresó El Pelé.

También en una entrevista con Efe, el pianista David Peña Dorantes comentó que la conjugación con el cantaor flamenco no es otra cosa que "dos personas que vienen de sitios distintos, que piensan igual, que tienen el mismo lenguaje musical y están bajo el mismo sombrero: el flamenco".

Dorantes fue quien incorporó por primera vez el piano a la música andaluza por excelencia, algo que, según sus palabras, no siempre ha gustado a los críticos, pero sí al público español que lo acoge con entusiasmo.

Para el pianista no existe diferencia entre los espectadores de un lado del Atlántico y el otro, ya que el público latinoamericano "recibe muy bien el flamenco".

"Yo creo que es que hay una conexión bastante grande, de alma, y el flamenco es muy directo, es algo que ellos reciben como hermanos y yo lo noto", aseguró Dorantes sobre este público.

Gracias a esa originalidad, Dorantes se ganó el reconocimiento de la crítica y recibió el sobrenombre de "joya del piano flamenco", algo que para él es "una exageración", aunque agradece "enormemente el cumplido".

El resto de la orquesta la componen Ignacio Gil (flauta, saxo y clarinete), Manuel Nieto (contrabajo) y Fernando Montaño Peña (batería flamenca).

Esta fiesta española se celebra en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo de Bogotá desde este viernes hasta el domingo 23 de noviembre, cuando cerrará el festival Farruco, miembro de una de las grandes dinastías del flamenco.

Elisa Barragán Méndez