El cantante canadiense Justin Bieber, que se encuentra en Brasil dentro de su gira mundial "My World Tour", conoció hoy la belleza de Río de Janeiro, donde mañana ofrece el primero de sus conciertos en el país, a bordo de un helicóptero y en compañía de su novia, la artista estadounidense Selena Gomez.

Bieber, de 17 años, y la cantante y actriz Selena Gomez, de 19, sobrevolaron la costa carioca y pudieron ver desde las alturas las famosas playas de Leblon, Ipanema y Copacabana, además del cerro del Pan de Azúcar, la Bahía de Guanabara, el estadio de Maracaná, actualmente en obras, y el Cristo Redentor en el monte del Corcovado, informaron medios brasileños.

La pareja se dirigió a un restaurante de la ciudad, donde degustó algunas de las especialidades típicas de Brasil como el pan de queso y el solomillo acompañado de la popular farofa (harina de mandioca).

Bieber ha desatado la locura entre sus seguidores, que se atrincheran a las puertas de su hotel y esperan con impaciencia el inicio de los cinco conciertos que a partir de mañana dará en el país.

El cantante ofrecerá su primer espectáculo en Río de Janeiro el miércoles, donde decenas de adolescentes aguardan desde el viernes a las puertas del estadio Joao Havelange bajo la amenaza de lluvia y con frescas temperaturas durante la madrugada.